Google rompe con Huawei: ¿Qué pasa con mi móvil?

Guardar

20/05/2019 16:43

La matriz de Google, Alphabet, rompe con Huawei, y no actualizará de forma inmediata su sistema operativo Android ni su correo Gmail. En resumen, todo lo que requiera transferencia de hardware, software y servicios técnicos, excepto los disponibles a través de licencias de código abierto.

Según adelanta Reuters, tampoco podrán usar servicios como Play Store y YouTube. Una decisión que se une a la del viernes del presidente del país, Donald Trump, de prohibir operar a Huawei en su país. Los abogados de la compañía evalúan todavía el impacto de esta decisión del Departamento de Comercio. Su fundador había asegurado que están preparados para resistir la presión y reducirá su dependencia de componentes estadounidenses en los que gasta 11.000 millones de dólares.

¿Qué supondrá esto para el usuario? El principal problema, según Javier Pastor, editor en Xataka, está en las actualizaciones de las apps. "Las apps móviles no tendrán mejoras futuras, así que si surge un problema de seguridad los usuarios quedarán expuestos", explica, ya que no hay muchas otras formas de resolver un posible ciberataque que mediante actualizaciones.

Entrevista a Javier Pastor, editor en Xataka

En Capital Radio, el experto en tecnología y socio de LTC Consultores, Roberto Espinosa, explica que los usuarios actuales de Huawei no tendrán impacto, porque se seguirá dando soporte a los terminales: "El problema es para los nuevos y el soporte de la App Store o las aplicaciones de Google, porque de todas formas Androir ya tiene una parte muy grande de código abierto".

El experto descarta que el nuevo veto de Trump pase factura a Huawei en China, ya que en su principal mercado Google nunca ha operado de forma activa, o en EEUU que aporta muy poco a sus ventas. Donde sí tendrá problemas es en su otro gran mercado, Europa, donde la red de servicios de Google es amplia y consolidada: "Huawei tiene tienda propia que podría usar en Europa, pero los usuarios no están acostumbrados a sus aplicaciones y sería difícil competir en servicios tipo mapas o correo electrónicos"

Roberto Espinosa, experto en tecnología, analiza la decisión de Google sobre Huawei

Bloomberg desvela que los principales fabricantes de procesadores, como Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom, han informado a sus empleados de que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.

"Huawei solo podrá usar la versión pública de Android y no podrá acceder a aplicaciones y servicios propiedad de Google", según la fuente. El gobierno de Donald Trump incluyó el jueves de forma oficial a Huawei en una lista negra comercial, aunque dijo el viernes que estaba considerando reducir las restricciones a la compañía para "evitar la interrupción de operaciones y equipos de redes existentes".

La respuesta de Huawei se ha hecho esperar y confía en mantener su negocio. "Seguiremos proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los smartphones, tabletas y dispositivos Huawei y Honor, tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen estando en stock en todo el mundo".

El grado en que Huawei se vea afectada por su inclusión en lista negra del gobierno de Estados Unidos aún no se conoce, ya que aún se evalúa el impacto en su cadena de suministro global. Expertos en chips dudan de la capacidad de Huawei para continuar operando sin la ayuda de Estados Unidos.

Espinosa explica que Intel, Qualcomm o Broadcom ya han anunciado la inclusión de Huawei en su lista negra, aunque "no está claro hasta dónde van a llegar". "Huawei lleva tiempo fabricando sus propios procesadores Kirin para la gama alta y si Qualcomm les veta tendría que conseguir nuevos procesadores para la gama baja, lo que no sería tan complicado", señala.

"La derivada importante es que depende de TSMC, fabricante taiwanés para la fabricación de sus propios procesadores. Taiwán es una liado muy importante de EEUU y el país está en un claro conflicto con China" añade. También apunta que el gobierno chino lleva tiempo invirtiendo en la fabricación de silicio, con lo que ya tendrían la capacidad de fabricar tecnología como para poder tener proveedores internos para estos procesadores.

Los detalles de los servicios específicos seguían siendo discutidos a nivel interno en Google. Los abogados de Huawei están evaluando también el impacto de las acciones del Departamento de Comercio, según señaló un portavoz de la firma china el viernes.

Noticias relacionadas