Rovi: "El precio de la vacuna de Moderna es pequeño frente al coste de un paciente enfermo"

El laboratorio español Rovi señala que si la vacuna de la estadounidense Moderna funciona tendría un impacto importante en sus cuentas

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

2 min

29/07/2020 19:07

La farmacéutica estadounidense Moderna planea fijar el precio de su vacuna contra el COVID-19 entre los $50 y $60 dólares. Si bien está entre las más caras entre las posible candidato a vacuna, para Rovi, el "coste es muy pequeño si se lo compara con el coste sanitario de tener un paciente enfermo". Así lo señala Javier López Belmonte, vicepresidente y CFO del laboratorio español que está fabricando viales para Moderna.

Escucha la entrevista completa en el siguiente podcast.


Corte

"Ojalá la vacuna salga bien... Sería una magnífica noticia si la vacuna de Moderna ve la aprobación regulatoria. Sería muy material para las cuentas de Rovi", añade.

Esta semana el laboratorio español ha presentado resultados y a pesar de ser un "trimestre complicado", Rovi ha logrado un crecimiento de sus ventas del 8% y un 83% de beneficio en los primeros seis meses de 2020. "Esto demuestra la capacidad de resiliencia de la compañía incluso cuando los hospitales han estado trabajando solo para el coronavirus", señala.

Para la segunda mitad del año Rovi cuenta con diversos proyectos. Por un lado, su contribución a la vacuna de Moderna, un acuerdo que a López Belmonte le produce "un orgullo casi patrio", ya que es una forma de "contribuir a acabar con esta pandemia". La empresa espera tener un crecimiento "en términos parecidos al actual" hacia finales de 2020.

Sin embargo, su proyecto con Moderna no es el único. También esperan presentar el registro de su medicamento para la esquizofrenia en Estados Unidos. "Esperamos la respuesta positiva de este producto que es un hito", señala.

Con la nueva planta de heparina Rovi apuesta por crecer en capacidad productiva

El laboratorio español también esta construyendo desde el mes de abril una nueva planta de heparina en el municipio granadino de Escúzar. La razón detrás de esta decisión está en que han multiplicado las ventas de este fármaco en los últimos tiempos.

"Lo que hemos hecho es apostar por crecer en capacidad productiva para que en unos años la capacidad productiva no sea un cuello de botella... Va a aportar muchísimo valor a la región, va a generar empleo de alta calidad y lo más importante es que vamos a fabricar y vender en 120 países tecnología made in Spain".

Noticias relacionadas