Ryanair alcanza un nuevo récord en su beneficio anual gracias a sus tarifas

Ryanair alcanza un nuevo récord en su beneficio anual gracias a sus tarifas

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

30/05/2017 06:13

Ryanair ha alcanzado el récord en su beneficio anual en sus resultados publicados hoy. A pesar de este resultado, ha sufrido fuertes caídas en las tarifas debido al exceso de capacidad y tras el voto de Reino Unido para abandonar la Unión Europea.

La aerolínea más grande de Europa en cuanto a número de pasajeros, ha obtenido un beneficio neto de 1.316 millones de euros. Un resultado en línea con las previsiones de los analistas, que esperaban un beneficio entre 1.300 y 1.350 millones de euros.

Después de años con precios bajos en sus billetes, en las últimas semanas varias aerolíneas europeas han visto que se pueden producir cambios en el futuro de Ryanair a medida que disminuyen las tarifas.

Ryanair, que opera 1.800 vuelos diarios a través de 33 países, ha utilizado las tarifas bajas para definir su ventaja de costes y aumentar su capacidad.

A finales de marzo de 2017, sumaba 120 millones de pasajeros, por encima de la previsión inicial de 116 millones de euros. Del total de su facturación, el 27% provino de los ingresos auxiliares, que incluyen las ventas a bordo, recargos por equipaje o tarifas de embarque con prioridad, y que crecieron el 13%, hasta los 1.800 millones de euros.
"Nos complace informar de un aumento del 6% en el beneficio después de impuestos. Lo hemos conseguido, a pesar de las difíciles condiciones comerciales causadas por una serie de sucesos de seguridad en las ciudades europeas y el fuerte declive en la libra esterlina después del voto del Brexit de junio de 2016 ", dijo el presidente ejecutivo Michael O'Leary en un comunicado.

Su objetivo para este año es incrementar el número a 130 millones de pasajeros hasta marzo de 2018, que implica un crecimiento de un 8%, por debajo de la subida del 13% de este año.

La aerolínea inglesa ha señalado que espera que sus tarifas bajen entre un 5 y un 7% hasta finales de marzo de 2018, frente a una caída del 13% en el mismo periodo hasta marzo de 2017.

"Los inversores deben tener cuidado, porque existe el riesgo de una evolución negativa del Brexit, o cualquier repetición de los sucesos de seguridad ocurridos el año pasado en las ciudades europeas, lo que podría dañar la confianza del consumidor y las reservas ya confirmadas".
Publicidad

Noticias relacionadas