El salto de Amazon al deporte y la caída del negocio de la televisión

El gigante del comercio electrónico estadounidense busca hacerse con los derechos de emisión en Prime Video de la NFL y la Fórmula 1

Guardar

04/03/2021 17:20

Miramos ahora a Estados Unidos y, concretamente, al mundo audiovisual y la incursión en él de Amazon. La plataforma Prime Video, más joven que competidoras directas como Netflix o HBO, se ha hecho, en poco tiempo, un hueco importante en el mercado televisivo a nivel mundial. Ahora el gigante del comercio electrónico quiere lanzarse al campo deportivo ¿qué ve en él?

Te lo contamos en este podcast de Mercado Abierto:

El salto de Amazon al deporte y la caída del negocio de la televisión

El gigante del comercio electrónico estadounidense busca hacerse con los derechos de emisión en Prime Video de la NFL y la Fórmula 1

A pesar de la caída de la audiencia a través de la televisión en abierto, el deporte sigue siendo uno de los filones de las retransmisiones en vivo de la hermana “pequeña” de la radio.

En la última temporada, que concluyó el pasado 3 de enero, según datos de la consultora Nielsen el número de espectadores que, cada semana, se quedaban atónitos frente al campo verde del televisor fue un 10% menos que en 2019 lo que supuso un punto y aparte en los dos últimos años en los que creció la audiencia.

Son hasta seis cadenas de televisión estadounidenses las que allí tienen los derechos de emisión. Cadenas que ahora, con la llegada de la nueva televisión, la de las plataformas y el streaming, ven cómo este lucrativo negocio está amenazado.

Bezos quiere ser "centrocampista"

Ahora parece que la Liga de Fútbol Profesional de Estados Unidos (NFL) tiene un nuevo dueño y se trata, ni más ni menos, que del hombre más rico del mundo.

Jeff Bezos busca aficiones nuevas. Aquí en Mercado Abierto ya les contamos hace unas semanas que en los próximos meses abandonaría la presidencia de su compañía para centrarse en otras cosas. Una de ellas apunta a ser el deporte y es que tras conocer, según el diario estadounidense Front Office Sports, estaría interesado en adquirir el club de fútbol de la capital del país, el Washington Football Team, hoy hemos sabido que Amazon Prime Video, la plataforma de series y películas de la marca de la sonrisa, busca también quedarse con los derechos de emisión de todos los partidos.

Lo cuenta en exclusiva The Wall Street Journal este jueves. El acuerdo entraría en vigor, eso sí, para los partidos emitidos durante todos los días excepto el domingo y el lunes, lo más lucrativos, en la temporada que viene 2021-2022; por otra parte, los encuentros disputados los domingos y lunes, pasarían a emitirse en Prime Video a partir de la temporada 2022-2023. Pactos que, en cualquier caso, según apunta el rotativo estadounidense, podrían durar hasta 11 años.

Amazon se ha convertido en un competidor agresivo por los derechos deportivos a uno y otro lado del Atlántico en el último año. De hecho, su entrada en esto del fútbol no es nueva ya que desde 2017 tiene los derechos de retransmisión de los partidos de los jueves por la noche.

La factura de este acuerdo podría rondar los 19.000 millones de dólares si tenemos en cuenta lo que, en estos momentos, Fox Corporation, quien los ostenta, abona todos los años a la Liga de Fútbol Profesional.

Un acuerdo "win-win"

A pesar de que este movimiento podamos observarlo como un volantazo de Amazon para acaparar más audiencias, la realidad es que este matrimonio les interesa a todos. Por su parte, el organismo estadounidense que regula a la liga está tratando, después de verle las orejas al lobo, de conseguir el equilibrio entre la adopción de nuevas plataformas y los ingresos que representan.

¿Dónde veo la F1? En Amazon

Y con este telón de fondo, cabe hablar de otros movimientos que conocimos hace unas semanas en el mundo del deporte y en los que Amazon también parece querer entrar. Tal y como publicaba a finales de diciembre Financial Times, el negocio de Bezos quería retransmitir los Grandes Premios de Fórmula 1 por streaming.

Una maniobra que para el CEO de Fórmula 1, Chase Carey es un movimiento que desde el punto de vista financiero, tendrá implicaciones “significativas”.

De materializarse el acuerdo, Amazon contaría con uno de los grandes activos del mundo del deporte. Y que es la pandemia de la COVID-19 ha provocado estragos en la Fórmula 1.

El grupo ha recogido unas pérdidas operativas de 363 millones de dólares durante los nueve primeros meses de 2020 como consecuencia de la falta de asistentes a sus circuitos y la caída de la visibilidad en la televisión.

Para asegurar su viabilidad, Liberty Media inyectó 1.400 millones de dólares en abril, pero el grupo dueño de la F1 está en búsqueda de algún acuerdo que le permita afrontar el futuro con una nueva estrategia.

Además del campeonato virtual, hemos visto a la F1 lanzar su propia aplicación para móvil, ofrecer un servicio de streaming propio y colaborar junto a Netflix para el desarrollo de series documentales.

A Bezos se le hace la boca agua

Con todo y con ello, competiciones como esta o la Liga de Fútbol Profesional de Estados Unidos siguen siendo las franquicias número uno del mundo de las retransmisiones deportivas y con cerca de 22 millones de espectadores semanales y hasta 5 millones más en horarios del prime time. Ningún otro programa, en la historia, ni siquiera el mítico “un, dos, tres” ha conseguido batir estas métricas. Números que ahora, parecen que se le hacen en la boca agua a Jeff Bezos y a Amazon Prime Video.

Noticias relacionadas