El 'top 5' del Ibex y todo lo que ha perdido Telefónica en su 'annus horribilis'

Si los últimos doce meses de Telefónica no eran suficiente, a la compañía le llega la gota que colma el vaso: se cae de la lista de las cinco empresas más grandes del Ibex

Guardar

10/01/2020 18:01

Bofetón bursátil para Telefónica. Este viernes la compañía ha salido del selecto club de las cinco mayores empresas del Ibex 35 y Amadeus ha entrado en su lugar.

A mediodía, la compañía de Álvarez-Pallete tenía una capitalización bursátil de 31.921 millones. Por su parte, Amadeus contaba con 32.114 millones de euros. Pero ojo, porque esta no es la primera vez que ocurre. Amadeus ya desbancó a Telefónica en septiembre de 2018 en ese selecto club de los cinco más grandes.

Entonces, había alguien a quien culpar: Goldman Sachs y JP Morgan, que rebajaron las recomendaciones de Telefónica.

Pero el movimiento de este viernes se debe más bien al "demérito" de Telefónica en bolsa, según Ignacio Cantos, de ATL Capital, que a Amadeus. La tecnológica española lleva moviéndose entre un rango de apenas diez euros en los últimos doce meses.

Sin embargo, el experto achaca a la poca confianza de los inversores en Telefónica que esta haya caído del 'top 5'. Telefónica ha sido una de las peores compañías del Ibex 35 en 2019, cuando cayó más de un 10%'.

Los otros bofetones bursátiles del último año

De hecho, podríamos calificar los últimos doce meses de Telefónica como ‘annus horribilis. Uno de los peores momentos de los últimos años de la compañía llegó en agosto, cuando el título cayó por debajo de los 6 euros.

Además, Telefónica tiene la carga de ser calificado como uno de los ‘perros del Ibex’, es decir, uno de los peores valores del selectivo español del último año. Ha caído en torno a un 10%.

Y de momento 2020 tampoco parece que le esté sirviendo para levantar cabeza. Los analistas creen que, para empezar, ese plan estratégico que anunciaron en noviembre no ha gustado a los inversores, a la vista está. Después tenemos la lacra histórica de la compañía, la deuda (que aunque esté consiguiendo reducirla, sigue muy alta) y que, al final Telefónica lo tiene todo, pero no consigue dar el ‘do de pecho’.

Noticias relacionadas