Toshiba y Western Digital ponen fin a sus litigios por su filial conjunta de chips

Toshiba y Western Digital ponen fin a sus litigios por su filial conjunta de chips

Redacción Capital Radio

TIEMPO DE LECTURA

1 min

13/12/2017 06:57

El gigante japonés Toshiba y la compañía estadounidense Western Digital han anunciado que han llegado a un acuerdo para poner fin a su disputa en torno a la venta de la filial de chips de la nipona que administran de manera conjunta.


Como parte del convenio, las compañías "acordaron retirar todos los litigios y actividades de arbitraje pendientes", explican en un comunicado, lo que elimina un importante obstáculo para finalizar la operación de venta, valorada en 2 billones de yenes (unos 15.000 millones de euros/17.600 millones de dólares).


Western Digital, que administra conjuntamente la planta nipona de Yokkaichi  en la que Toshiba fabrica sus chips, se opuso a la venta a terceros, alegando que la participación de otra compañía en las instalaciones podría afectar a su resultado y causarle pérdidas.


Los socios no solo han decido prolongar su colaboración en el negocio de memorias hasta 2029, si no también impulsar nuevos acuerdos para invertir juntos en las nuevas instalaciones que Toshiba está construyendo en Yokkaichi y en la nueva planta que levantará en Iwate.


Yasuo Naruke presidente de Toshiba Memory ha declarado que con la preocupación en torno a los litigios y el arbitraje eliminados, la compañía establecida tras la escisión de la rama de chips, espera completar su venta al consorcio liderado por la firma de capital riesgo estadounidense Bain Capital antes de marzo de 2018.


Toshiba acordó en septiembre vender su filial de fabricación de chips de memoria flash de tipo NAND al consorcio, del que también forman parte Apple, Dell o la surcoreana SK hynix, para recaudar fondos tras la quiebra de su subsidiaria nuclear estadounidense, Westinghouse Electric.


El conglomerado japonés de electrónica a infraestructura busca con la venta borrar el patrimonio neto negativo registrado tras el fiasco atómico y de esta manera evitar ser expulsada de la Bolsa de Tokio, donde opera desde agosto en la Segunda Sección.


Los chips de memoria de tipo NAND cuentan con una elevada demanda ya que se utilizan en los smartphones, servidores de ordenadores y otros dispositivos electrónicos para almacenar datos.

Publicidad

Noticias relacionadas