Cómo introducirse en los fondos indexados de manera fiable

Guardar

ETIQUETAS

fondos

indexados

TIEMPO DE LECTURA

4 min

07/07/2020 11:22

Gracias a las nuevas tecnologías esta inversión de alta rentabilidad se vuelve más asequible. Cuando hablamos de inversiones en bolsa, solemos relacionar esta acción a personas con un alto grado de conocimiento y experiencia en el mercado bursátil que les permita generar ingresos de una manera consistente y no ponga en riesgo todo el dinero invertido. Es por ello que cuando disponemos de capital para invertir la primera opción que nos suele venir a la mente son los productos a plazo fijo con menos riesgo, o intentar realizar una gestión a través de un intermediario.

En el mercado existe la figura del Asesor de inversiones financieras, el cual hasta la fecha ha sido la opción más común y recomendable para introducirse en esta área de manera relativamente segura. Pero ocurría un problema cuando queríamos acceder a uno: la cifra mínima para disponer del mismo, solía ser muy superior a los fondos totales que quizá dispusiéramos para invertir en una primera instancia (especialmente cuando tenemos en mente la idea de diversificar nuestros ahorros y no poner todos los huevos en una sola cesta).

Generalmente los asesores financieros con cierta reputación suelen exigir cifras por encima de los 500 mil euros, muy prohibitivas para la mayoría de los ciudadanos de a pie. Si tenemos interés en buscar inversiones de alta rentabilidad, y nuestros conocimientos acerca del mercado bursátil no son demasiado amplios, ¿qué alternativas existen?

Breve análisis de los fondos indexados

Es necesario en primera instancia, hacer una breve introducción a los fondos indexados, para ponernos en contexto, de una de las inversiones de alta rentabilidad que más podrían llegar a interesarnos. En todas las bolsas, existen los denominados índices bursátiles, que son un compendio de las mejores empresas del país o de un determinado sector. En España el índice más popular por ejemplo, es el IBEX 35 que se compone de las 35 empresas con más capitalización bursátil en la nación. Históricamente los índices siempre se han asociado a crecimiento, dado que existe la tendencia global en las empresas más punteras, de seguir creciendo hasta límites insospechados. Por eso se suele decir que si se pudiera invertir en un índice directamente, la rentabilidad estaría asegurada.

Con esta mentalidad, precisamente nacieron los llamados fondos indexados. En esencia son grandes inversiones que tratan de realizar una réplica exacta de estos índices y es por esto el gran interés que despiertan en muchos inversores. Existen sitios que nos explican cómo acceder de manera fácil a estos índices como https://www.fondosindexados.net y con unos mínimos de inversión adaptables al gran público.

¿Cómo invertir de manera eficiente?

Como comentábamos anteriormente, uno de los grandes problemas que existe a la hora de invertir, es la incertidumbre que nos puede generar el desconocimiento general del mercado y la dificultad de acceso a un asesor financiero que nos guíe durante todo el proceso.

Precisamente por este motivo ciertos expertos con una amplia experiencia y contando con la ayuda de desarrolladores informáticos se propusieron diseñar un programa capaz de automatizar muchas de las actividades que estos asesores realizaban en el día a día. Una de las acciones más comunes, es la de monitorizar continuamente el estado de un índice. Por ejemplo: qué empresas dentro de ese índice cambian de cotización y cogen mayor o menor representación dentro del mismo, o que empresas entran y salen de esa lista en tiempo real.

En resumen, podemos extraer de todo esto, que existen diversas estrategias de inversión que los inversores siguen heurísticamente aplicando sus conocimientos de manera continuada a lo largo del tiempo. Al traspasar esta forma de trabajar a una máquina, esto les permite escalar más usuarios y por tanto reducir en gran medida sus cuotas por cliente. Con este mecanismo son capaces de llevar decenas de clientes, entre los cuales, repartirán sus honorarios.

A esta automatización se la ha denominado “Robo Advisors” que significa Asesor robótico, precisamente porque es la máquina la efectúa de alguna forma, las funciones de asesor financiero mecanizado.

Este nivel de automatización aporta varias ventajas a los nuevos usuarios. En primer lugar y el más evidente, es que el importe mínimo de inversión se reduce a la mínima expresión, y esto nos permitirá disponer de una operativa muy semejante a la que ofrecen los grandes operadores financieros con un umbral mucho más manejable (desde tan solo 50 euros).

Por otro lado, y quizá aún más importante, las comisiones se reducen espectacularmente. Hay que recordar que las comisiones en el fondo, son una menor rentabilidad de nuestra cartera a largo plazo. Aunque sea cierto, que una actividad adecuada de un gran inversor nos puede hacer ganar mucho más que esas primas que les aportamos, debemos ser conscientes que esos gastos penalizan en gran medida el resultado final, y si comparamos resultados, con y sin comisiones, es posible que la inversión no sea tan rentable cuando tenemos que pagar unos costes destacables.

Finalmente debemos hacer mención a esta comparativa de robo advisors, la cual nos podría permitir entender mejor qué opciones existen dentro de estas automatizaciones y cuáles podrían adaptarse mejor a las condiciones planteadas anteriormente.

Noticias relacionadas