Cómo pasar de "competir" con Tesla a casi desaparecer en menos de un año

Evergrande New Energy Vehicle ha suspendido este lunes su salida a bolsa en Shanghái tras caer más de un 26% en Hong Kong

Guardar

27/09/2021 17:47

Las derivadas de Evergrande sigue dando que hablar. Cuenta atrás de menos de 30 días para que tengan que hacer frente al vencimiento de los bonos en dólares con más de una consecuencia.

Hoy la “afectada” es su división de vehículos sostenibles: Evergrande New Energy Vehicle. Mientras se ha hundido en Hong Kong ha suspendido su estreno en Shanghái. ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Escucha la historia completa en este podcast de Mercado Abierto:

Cómo pasar de "competir" con Tesla a casi desaparecer en menos de un año

Evergrande New Energy Vehicle ha suspendido este lunes su salida a bolsa en Shanghái tras caer más de un 26% en Hong Kong

“Grave escasez de fondos” que le han llevado a “suspender los pagos de algunos de sus gastos operativos”. Este es un extracto de un comunicado que a última hora del viernes enviaba a los medios de comunicación Evergrande New Energy Vehicle, como hemos dicho, la división de vehículos eléctricos del gigante inmobiliario.

Evergrande es una firma con más tentáculos que un pulpo y su posible quiebra aboca a toda una economía como la asiática, la segunda más grande del mundo, a un desfase con más de un problema en el horizonte.

"En vista de las dificultades, retos e incertidumbres para mejorar su liquidez, no hay garantía de que la compañía y sus subsidiarias puedan cumplir con sus obligaciones financieras", palabras nítidas de una firma que este lunes, como era de esperar, se ha hundido en la bolsa de Hong Kong.

Durante la sesión de este lunes ha llegado a caer casi un 26% en la plaza asiática tras anunciar, como decíamos, que no tiene dinero para poder pagar lo que debe. Tras un desplome al inicio de las negociaciones (que han provocado una alta volatilidad en los títulos), al cierre han conseguido relajarse hasta caer sobre el entorno del 11,2%.

Todo esto mientras que la matriz, después de ver algo más positivo su futuro incierto, ha conseguido repuntar hasta un 7%. Aunque hay que dejar claro que las caídas de Evergrande de las últimas jornadas, limitadas no han sido. En el último mes ha perdido más de un 40%.

Aumentar liquidez

Así las cosas la búsqueda de inversores va a la desesperada. Evergrande New Energy Vehicle sigue necesitando, como sea, inyecciones de capital aunque, de momento, no hay nada cerrado.

De no conseguir inversiones estratégicas ni ventas de activos ya de ya, la falta de capital mermará su capacidad de hacer frente a gastos como los salarios de los empleados o del desarrollo de sus modelos eléctricos.

Esto es, como no le den dinero en las próximas semanas, los trabajadores se pueden ir olvidando de su sueldo (algunos medios dicen que esto ya está pasando) y, además, lo de poner coches en carretera se antoja más que complicado.

Todo para una firma que, hay que remarcar, no ha vendido ni un solo coche. Eso sí, su capitalización de mercado ha llegado a alcanzar los 86.600 millones de dólares, casi el doble que su matriz.

Sueldo de doble tramo

En Evergrande, por lo general, se cobra el día uno de mes parte del sueldo y el 20, lo restante. ¿El problema? Que algunos de los gerentes de la firma no han recibido ya este segundo pago de mes y, de hecho, varios proveedores han empezado a retirar a su personal de las instalaciones de Shanghai y Guangzhou después de que no les hayan pagado la maquinaria que les ofrecían.

¿Y qué pasa con las entregas programadas? Que los clientes ya se pueden ir olvidando de tener coche nuevo este año.

Ni mirar a Shanghái

Con este plantel sobre la mesa. Hace unas horas anunciaba Evergrande New Energy Vehicle que suspendía su salida a bolsa en Shanghai, la más importante de las plazas continentales en China.

Una cotización secundaria sobre el Star Market de Shanghai, la bolsa para startups tecnológicas del gobierno chino, que se queda ahora en el limbo después de que los tenedores de bonos de Evergrande hayan paralizado la operación.

Salida a bolsa que se retira del mercado para una firma que hace tiempo tuvo incluso más valor que Ford y que se produce en medio de la mayor crisis de liquidez empresarial en China de la última década.

Esta división, cuyas acciones han bajado casi un 94% en lo que llevamos de año en Hong Kong, había sido considerada anteriormente como una de las más prometedoras de las de Evergrande por sus perspectivas de crecimiento.

Las acciones de la filial se dispararon en enero después de una inyección de capital de 3.400 millones de dólares que incluyó inversiones de personas con conexiones con Hui Ka Yan, el multimillonario fundador de la promotora inmobiliaria y ex hombre más rico de China.

Hace ahora poco más de un año, su presidente decía que el plan era superar a rivales como Tesla a nivel mundial. Una idea que hoy se aleja en el horizonte como si de un barco se tratara, y como el Titanic a la deriva, hoy la filial de coches renovables de Evergrande cae en picado.

Noticias relacionadas