¿Quién paga el AJD cuando firmas una hipoteca? Idealista te da la respuesta

¿Quién paga el AJD cuando firmas una hipoteca? Idealista te da la respuesta

Meli Torres

09/11/2018 11:08

El Portal inmobiliario Idealista nos cuenta en el programa Inversión Inmobiliaria como se ha desarrollado en estos días la resolución del pago de los gastos de una hipoteca. Francisco Iñareta, portavoz del portal nos hace un resumen de lo ocurrido.


¿Qué es el AJD? 


Las siglas corresponden a Actos Jurídicos Documentales. Se trata de un impuesto sobre la escritura notarial que se paga cada vez que se firma una hipoteca. Su cuantía varía en función de dónde se firme, ya que es de carácter autonómico y lo determinan sus gobiernos.


El AJD oscila entre el 0,5% y el 1,5% sobre la responsabilidad hipotecaria (que incluye el préstamo, intereses y gastos y supone en total 1,5 veces el crédito) en función de la autonomía en la que se firme el crédito. Se calcula que de media se pagan unos 3.000 euros por este concepto.


Es el que mayor desembolso supone en la firma de una hipoteca, ya que incluso puede superar a todo el resto de gastos. el impuesto supone el 70% de los gastos de constitución de una hipoteca, que también engloban el coste de notaría, registro, tasación y gestoría.


¿Cuál es el AJD más alto de Europa?


Mientras que este tributo en España se sitúa entre el 0,5% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria dependiendo de la CCAA, no existe en todos los países. Por ejemplo, no lo aplica Reino Unido, ni Alemania, ni Holanda. Además, en los países que sí tienen un gravamen similar (Francia, Portugal o Italia, por ejemplo) el impacto para el cliente es muy inferior. En un préstamo medio de 200.000 euros, en España se pagarían unos 2.800 euros por AJD, mientras que en Italia 500 euros y en Francia, unos 120 euros. 


¿Qué es lo que ha pasado esta semana con este impuesto?

Desde hace 20 años este impuesto corre a cuenta del bolsillo del hipotecado, pero una reciente sentencia hecha pública hace solo unos días, el pasado 18 de octubre, obligaba a los bancos a hacerse cargo de este impuesto. Este fallo rectificaba la postura que tenía hasta ahora el Alto Tribunal sobre la materia y ha tenido un impacto directo (y negativo) en los mercados. 


La sentencia levantó tanta polémica hasta dentro del organismo. que el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal dejó en manos del Pleno de la Sala ratificar la la sentencia y votar si debe ser el banco el que pague este impuesto o el hipotecado.


El Pleno de la Sala III del Tribunal Supremo, tras dos días de deliberaciones, acordó por 15 votos a 13 desestimar los recursos planteados y volver al criterio según el cual el hipotecado debe pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en los préstamos hipotecarios. No obstante, el consumidor puede recuperar parte del impuesto, que es el 50% de la cuantía del timbre (lo que ha costado el papel utilizado por el notario para la elaboración del contrato y el que se utiliza para las copias).


Esto supuso un jarro de agua fría para los consumidores que veían la posibilidad de recuperar lo cobrado por el AJD, que podía variar entre 700 y 3.000 euros de media.Ante esta situación se dieron distintas reacciones:


La OCU, por ejemplo, califica la decisión de "bochornosa y sin precedentes, que va en contra de la jurisprudencia del propio Tribunal y que socava los cimientos de la justicia en España", mientras que desde el portal reclamador.es recalcan que "es el peor escenario posible para los hipotecados. Se trata de una decisión tremendamente perjudicial para los clientes hipotecarios".


Desde la OCU calculan que la decisión afecta a unos 12 millones de hogares en España, que no podrán reclamar desde 600 a 3.000 euros según el banco, aunque los consumidores todavía pueden reclamar buena parte de los gastos de la hipoteca. Estos son los cálculos que maneja el portal reclamador.es en función de la entidad que concedió el préstamo para la compra de una vivienda.


La resolución del Alto Tribunal supone un alivio para los bancos, que en las últimas dos semanas han sufrido en bolsa las consecuencias de la incertidumbre. Diferentes fuentes apuntaban que el impacto para el sector si debía hacer frente al pago del AJD rondaría hasta los 16.000 millones de euros, a pesar de los mensajes que han lanzado los pesos pesados en los últimos días.


"No se puede castigar al que cumple la ley", "nunca hubo mala fe de los bancos", "el Supremo debería reconsiderar su decisión" o "los bancos no han cobrado nada a sus clientes por el impuesto a las hipotecas" son algunas de las declaraciones que han realizado los primeros espadas de los bancos españoles recientemente. 


Y al final lo que ha dicho el Gobierno, es que aprueba  un decreto ley con el que modificará la norma que regula el impuesto de actos jurídicos documentados, para que “nunca más” tengan que pagarlo los consumidores, sino que lo paguen los bancos. Sánchez ha cargado con dureza contra el tribunal y le pide reflexión y autocrítica. El presidente cree que tendrá apoyo parlamentario sin problemas para convalidar este decreto que se aprueba mañana. El PP, sin embargo, plantea ahora eliminar directamente este impuesto, por el que las comunidades autónomas ingresan más de 8.000 millones de euros anuales.


 Desde idealista creemos que "es importante recuperar la seguridad jurídica no solamente para las entidades financieras sino también para los propios clientes. Sin entrar a valorar de ninguna manera la sentencia, lo que sí que es cierto es que el hecho de que sea el cliente quien tiene que pagar el AJD aporta luz al proceso hipotecario. El cliente sabe lo que paga en todo momento y este importe no se camufla en comisiones o subida de diferenciales dependiendo de la comunidad en la que se realice la operación.


De todos modos es posible que esta decisión judicial no se quede aquí y pueda ser reclamada en Europa. Pero teniendo en cuenta que en ningún otro país europeo es el banco quien paga el AJD, sería posible que el Tribunal Supremo Europeo ratificará esta decisión.


Sería deseable que esta experiencia acelerara la aprobación de la nueva ley hipotecaria, y que esta hiciera sin ambigüedades e indefiniciones, para crear un ámbito jurídico seguro que evitara estas situaciones”.


Puedes escuchar la noticia en el minuto 3:15h


https://capitalradio-ondemand.flumotion.com/audio/mp3/low/20181108_INVERSION_INMOBILIARIA_1.mp3
Publicidad

Noticias relacionadas