La balanza comercial en China muestra su primer déficit en tres años

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

08/03/2017 06:38

Madrugada de datos macroeconómicos en Asia, donde China presenta déficit en su balanza comercial por primera vez en tres años. Las exportaciones crecieron, pero lo hicieron un 4,2%, muy por debajo de las expectativas o de datos previos, todos por encima del 14%. Con ese nivel, una subida del 44,7% en las importaciones derriba el habitual superávit chino, aunque hay varios factores que distorsionan estos datos. Por un lado, la celebración del año nuevo chino, que este año se ha celebrado en febrero y además ha sido más largo de lo habitual. El año nuevo es una época de consumo en el que aumentan además las importaciones, pero donde la economía china, sus empresas, quedan prácticamente paralizadas. Por otro lado también ha influido una caída en las exportaciones que el gigante asiático realiza a Japón o a Estados Unidos, dos de sus grandes mercados. Por cierto que pese al aumento de las importaciones, China importa carbón a su menor nivel en un año.

En Japón, precisamente, hemos conocido el dato revisado del PIB del cuarto trimestre, que sube dos décimas respecto a la anterior previsión. Entre octubre y diciembre de 2016, Japón creció un 1,2%, y lo hizo impulsado por el sector constructor en buena medida. Aquí en capital radio ya advertimos de ello. Además, esta subida debería reflejar un efecto directo en el consumo y el gasto en vivienda en el segundo semestre de este 2017, lo cual serían buenas noticias para el gobierno nipón, que vería como por ese lado aumenta la inflación. Tiempo al tiempo.

En clave empresarial, el fabricante chino de teléfonos móviles ZTE ha alcanzado un acuerdo con las autoridades estadounidenses por el que ha aceptado declararse culpable y abonar una multa de 1.192 millones de dólares por violar la legislación de este país que restringe las exportaciones de productos tecnológicos desde EEUU hacia Irán.

En concreto, la compañía china ha alcanzado acuerdos simultáneos sobre este asunto con el Buró de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de EEUU y la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro. En conjunto, ZTE ha acordado pagar 892 millones de dólares al Gobierno de EEUU, mientras que el Buró de Industria y Seguridad ha suspendido el abono de otros 300 millones de dólares de multa que la compañía china deberá pagar en caso de violar el acuerdo.

Noticias relacionadas