¿En qué consiste el enoturismo?

¿En qué consiste el enoturismo?

Redacción Capital Radio

16/08/2018 10:11

El día a día de muchas personas se basa en trabajar para salir adelante, y precisamente por eso, los momentos de desconexión y descanso son los más preciados. Esos pequeños ratos en los que desconectamos de la rutina, los intentamos llenar con cosas o actividades placenteras que nos produzcan relajación y felicidad. Un ejemplo, descubre las bodegas http://www.bodegascasaldearman.com/


Dentro de los numerosos placeres de la vida, se podría decir que el vino y el turismo son de los más preciados por la gente. El vino siempre suele estar presente en las ocasiones y celebraciones más importantes. Tampoco suele faltar en salidas gastronómicas o en viajes especiales. Se podría decir que no es simplemente una bebida alcohólica, sino que es una bebida muy valorada y de gran importancia cultural.


Por otro lado, el viajar es un placer que gusta a todo el mundo. Descubrir nuevos rincones del mundo, conocer sus tradiciones y probar su comida y bebida, es algo inigualable que nos permite desconectar y dejar todas las preocupaciones atrás.

Pero, ¿qué ocurre si mezclamos ambas cosas? Que surge el enoturismo. Cada vez son más las bodegas que se suman a esta corriente, y esto ha provocado la creación de muchas rutas del vino en España. Dentro de las numerosas bodegas que promueven el enoturismo destacan, por ejemplo, las bodegas Casal de Arman.

¿Qué es el enoturismo?

El enoturismo nace de la fusión entre el vino y el turismo. A primera vista puede parecer una iniciativa novedosa y revolucionaria dentro del ámbito turístico, pero realmente no es algo tan reciente. El turismo del vino lleva años en activo. Muchas bodegas promovían visitas guiadas por sus instalaciones, con numerosas actividades que llevan implícito el aprendizaje sobre el proceso que se lleva a cabo para la elaboración de un buen vino. Por lo tanto, lo novedoso del enoturismo no es tanto su origen, sino el gran auge que está adquiriendo durante los últimos años.


Cuando esta idea empezó a coger forma hace unos años, se dudaba si realmente la demanda iba a ser tan alta como se esperaba; pero efectivamente, así fue. Probablemente las razones del éxito del enoturismo se deban a que el vino, más allá de ser una bebida alcohólica, evoca numerosas cosas como la cultura, el arte, la tradición, la historia, el paisajismo, etc… Pero además, tiende a ser una bebida que se toma en compañía, en entornos agradables y que además, se dice que tiene la capacidad de estimular los cinco sentidos.

De esta forma, el enoturismo permite realizar viajes en los que se combina el turismo rural con la gastronomía y el vino. Se desenvuelve en entornos vitivinícolas y permite conocer el vino y todo su entorno desde dentro; desde las bodegas, hasta su historia, pasando por viñedos y procesos de elaboración. En definitiva, se trata de una forma de turismo única, que permite conectar con el mundo rural de manera muy especial.


El enoturismo en España

El enoturismo cuenta con un mercado más que consolidado en España. Anualmente, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente realiza junto a ACEVIN una guía en la que se recogen todas las Rutas del Vino certificadas de nuestro país, que actualmente ascienden a un total de 26.

De entre las numerosas rutas del vino existentes en España, suele destacar, por ejemplo, la Ruta del Vino de La Rioja Alavesa, que actualmente cuenta con más de 50 enotecas, bodegas y museos; pero además pone a disposición de los visitantes un bus propio que permite recorrer toda la ruta sin problemas. Definitivamente es una de las rutas más importantes del país.

También cuenta con gran renombre la Ruta del Vino de las Rías Baixas. La cuna del Albariño y otros exquisitos vinos no podía faltar entre las rutas más destacadas. Además de contar con un elevado número de bodegas, esta ruta ofrece diversas actividades relacionadas con el vino y en sintonía con unos paisajes absolutamente envidiables.

Pero, por supuesto, no podía faltar entre las rutas más destacadas la Ribera del Duero. Cuenta con excelentes bodegas y varios vinos de gran renombre a nivel nacional e internacional. Comprende la zona de Valladolid, Burgos y Soria, y recorre parajes estupendos para desconectar de la rutina.

Si decides adentrarte en la aventura del enoturismo, podrás elegir entre muchas opciones. Además tiene otro punto a favor, y es que no es el típico turismo estival, sino que se puede realizar perfectamente en cualquier época del año. No obstante, la época preferida por la mayoría de visitantes para realizar este tipo de escapadas es el final del verano y principio del otoño, ya que es la época en la que comienza la vendimia, por lo que permite a los visitantes aprender más sobre el tema o incluso participar en ella.
Publicidad

Noticias relacionadas