Autonomous Ready, la DGT arranca el coche autónomo en Barcelona

El Ayuntamiento de la ciudad condal y la Dirección General de Tráfico buscan las 0 víctimas mortales en ciudad en 2025n

Guardar

01/08/2019 11:40

Este mes de julio, la DGT y el Ayuntamiento de Barcelona han cerrado los penúltimos flecos del programa Autonomous Ready, que dieron a conocer en el pasado Salón Automobile de mayo, y que, según ha podido saber Capital Radio, se firmará y se presentará públicamente en la semana de la movilidad con la firma del Convenio en la capital catalana.

Bajo la premisa de 0 víctimas en Barcelona en 2025, la DGT y el consistorio municipal han sentado las bases de la llegada de los vehículos autónomos a las ciudades y carreteras españolas.

“Queremos poner la tecnología al servicio de la ciudad y crear una ciudad pacífica”, apunta Susana Gómez, subdirectora adjunta de la Dirección General de Tráfico, en el programa Motor Sobre Ruedas de Capital Radio.

El despliegue de la tecnología en la movilidad ha permitido «planificar mejor el desarrollo de la ciudad», apunta Maíta Fernández-Armesto, coordinadora de movilidad e infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona.

En los últimos meses, 170 vehículos y 59 autobuses trabajan en el mapeo de Barcelona con cámaras de visión artificial, que permiten interpretar elementos como señales de velocidad o presencia de peatones, para proteger a los usuarios vulnerables.

Según datos de la DGT, el 90% de los accidentes de tráfico son debidos a errores humanos. «Estos dispositivos disminuyen los accidentes por distracción o descuido», puntualiza a esta emisora Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, presente en la constitución de la mesa de la movilidad de Autonomous Ready Barcelona.

Este año está prevista la instalación de 530 sistemas de seguridad en vehículos de flotas y en 105 en autobuses urbanos, y seguir trabajando hasta implementarlos en 5.000 vehículos cuyo ámbito de circulación sea Barcelona.

ADAS, la elección

En la actualidad, los sistemas de seguridad o de ayuda a la conducción están basados en sensores como el radar o LIDAR, dos sistemas de medición y detección de objetos mediante láser. Los rayos láser que se emiten impactan sobre los objetos, rebotan y vuelven reflejados.

La solución escogida por la DGT se llama Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS) desarrollado por Mobileye, filial de Intel. «Llevamos más de 2 años trabajando con DGT», narra Elías Izquierdo, responsable de Mobileye en España.

En estos últimos meses, más de 200 vehículos han estado circulando por las calles de Barcelona creando un gran Google Maps para el despliegue de Autonomous Ready. Los ADAS, ya disponibles de serie en muchos vehículos, son pequeños sensores que “ven” todo lo que sucede alrededor del vehículo.

Estos se combinan con cámaras y sensores de vídeo, destacando el conjunto de estos equipos que habitualmente va instalado en la parte alta y zona central del parabrisas, pero también hay cámaras en los retrovisores o en la parte trasera. Estos sistemas, de momento, son ayudas a la conducción para nada toman el control del vehículo. «Estamos preparando la llegada del vehículo autónomo a Barcelona», recuerda Izquierdo.

El siguiente paso es que cuando llegue este el coche conectado consiga que ADAS trabaje sobre un mapa y permita que cuando ADAS ‘no vea’ trabaje sobre un mapa. Esto es lo que se busca con las pequeñas flotas que ya conviven en Barcelona con motos, patinetes, peatones y demás vehículos.

Big data urbano

Este proyecto pionero, “no hay casos previos” asegura el responsable de Mobileye en España, no solo apuntala la llegada de los vehículos totalmente autónomos. Las cámaras y sensores de estos vehículos están generando numerosa información vital para los gobernantes “vamos más rápidos con la tecnología”, apunta la responsable de movilidad del Ayuntamiento de Barcelona en los micrófonos de Capital Radio. “Una ciudad que no tenga el problema de la movilidad resuelta no será competitiva”, añade la subdirectora adjunta de la DGT.

Los grandes beneficiados serán los ciudadanos y también las empresas. La búsqueda de las 0 víctimas también tiene un importante impacto económico, más allá de salvar vidas. Según datos de la DGT, el coste directo de los accidentes fue de 9.600 millones de euros en 2014, más de un 1% del PIB nacional.

Con esta nueva tecnología, la UE prevé evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves hasta el año 2038. “La disminución de accidentes no está teniendo lugar como con automovilistas”, destaca el responsable de Línea Directa.

“Hay que trabajar en pro de una ciudad que sea amigable para todos. La logística urbana está tomando mucho protagonismo, este piloto con el mapeo y digitalización nos va a permitir saber el flujo de transporte de logística real”, comenta José Carlos Espeso, responsable de movilidad de Calidad Pascual.

Gracias a la colaboración pública, representada por la DGT y el Ayuntamiento de la ciudad condal, y también la privada con casi una decena de empresas, el proyecto arranca motores oficialmente el próximo mes de septiembre

Sobre Ruedas

Noticias relacionadas