Los lobos de Wall Street... y de Noruega: quiénes están detrás del capital de PharmaMar

Desvelamos cuáles son los principales accionistas de la compañía

Guardar

09/07/2020 19:42

Los 'Pharmamaníacos' minoritarios no son los únicos interesados en que el fármaco Aplidin de PharmaMar funcione para que siga disparada en bolsa. Más allá de Fernández de Sousa, el capital de PharmaMar está plagado de titanes del mundo financiero. Entre ellos lobos de Wall Street como BlackRock y el fondo soberano más grande del mundo.

Te lo contamos en este podcast de Expediente Abierto.

Los lobos de Wall Street... y de Noruega: quiénes están detrás del capital de PharmaMar

Con una subida de casi un 170% en 2020 es inevitable preguntarse quiénes son los afortunados que forman parte del capital de PharmaMar, una compañía que se ha visto muy favorecida tras anunciar que si fármaco Aplidin podía funcionar como tratamiento frente al coronavirus.

El principal beneficiado es José María Fernández de Sousa, el presidente de la compañía. Según consta en los registros de la CNMV, Sousa posee un 11,1% del capital de PharmaMar. Su mujer, Montserrat Andrade, es propietaria de otro 5% de las acciones. Fuera de la familia, otra gran accionista es Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega, que es dueña de un 5% de la farmacéutica.

Pero, más allá de los 'jefazos' de la compañía, la familia Ortega y los 'pharmamaníacos' de los minoritarios, entre los dueños de PharmaMar se encuentran los dos lobos más grandes de Wall Street y el fondo soberano más grande del mundo.

Vanguard, la gestora de John Bogle, tiene casi cuatro millones y medio de títulos de PharmaMar en hasta tres fondos diferentes a fecha del 31 de mayo. A día de hoy esa posición tiene un valor de mercado de 42 millones de euros.

Sin embargo, en Wall Street PharmaMar ya empieza a resonar y no solo gracias a Vanguard. Blackrock, la mayor gestora de fondos del mundo, también tiene acciones de la empresa de Sousa. En concreto, más de un millón y medio de títulos.

Además, últimamente no para de aumentar su exposición a nuestra pequeña farmacéutica. Antes de la pandemia, Blackrock solo tenía posiciones en PharmaMar en un ETF llamado iShares MSCI EAFE Small Cap. Al ser incluída en un ETF de 'small-caps' PharmaMar era tratada como una de esas "pequeñas empresas".

Pero algo cambió con la pandemia. El 31 de marzo, un mes después del comienzo del crash, Blackrock la incorporó en la versión del ETF que no es de small-caps. Empezó con algo más de 400.000 acciones de PharmaMar. Cuatro meses más tarde ha duplicado su exposición a la farmacéutica. A fecha del 8 de julio, este ETF tiene más de 830.000 acciones de PharmaMar.

Podría parecer que lo de Aplidin está convenciendo a los americanos, pero a los noruegos ya los tenía convencidos incluso antes del coronavirus. El fondo soberano más grande del mundo, el Norges Bank, tiene casi tres millones de acciones de PharmaMar. Así consta en los registros a fecha del 31 de diciembre de 2019. Sin embargo, todavía no se ha hecho público si ha aumentado su exposición a la farmacéutica durante 2020.

Noticias relacionadas