Un resultado reñido y otros factores que pesan en bolsa de cara a las elecciones en EEUU

¿Qué resultado descuentan las bolsas? ¿Qué sectores se verían beneficiados según el candidato que salga presidente?

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

3 min

30/10/2020 16:36

Ya estamos en la cuenta atrás para que comiencen las elecciones en Estados Unidos. Este martes los norteamericanos están llamados a las urnas y se espera que el resultado esté muy reñido. De todos modos, ya podemos sacar algunas conclusiones sobre cómo va a reaccionar el mercado. ¿Cuál es el mejor presidente para la bolsa? ¿Qué sectores se van a ver más beneficiados y perjudicados?

Escucha el reportaje completo en el siguiente podcast

Un resultado reñido y otros factores que pesan en bolsa de cara a las elecciones en EEUU

La historia bursátil nos dice que en año electoral, el mes de octubre es clave para poder anticipar el resultado. Sin embargo, los comicios nunca se habían dado en medio de una pandemia y una crisis económica tan fuerte. Por eso, el mercado sigue dubitativo.

Según las estadísticas de Wall Street, si en octubre el mercado termina en positivo es que descuenta una continuidad en el gobierno. Sin embargo, si termina en números rojos, es que considera que habrá un cambio de mando.

El mercado americano ha sufrido entre el lunes y el miércoles una de sus peores caídas en varios meses. El miércoles, por ejemplo, el S&P 500 tuvo su peor sesión desde mediados de junio.

Pero este jueves, Trump se encontró con un milagro: el PIB había experimentado un ritmo de crecimiento superior al 33% en el tercer trimestre. El rebote del 29 de octubre en las bolsas podría revertir el panorama electoral, como nos explica Ricardo González, autor del libro El código de Wall Street. Aunque ojo, porque este viernes el mercado ha abierto en negativo y octubre se encamina a cerrar el mes en rojo.

El peor escenario para el mercado sería una impugnación del resultado

El experto en política estadounidense Jorge Díaz Cardiel, ha dicho en Capital Radio que anticipar el resultado de estas elecciones no había sido tan difícil desde el año 1968 cuando el republicano Richard Nixon le ganó a Hubert Humphrey por una estrechísima diferencia. No conocer el resultado de las elecciones en los días posteriores sería el peor escenario para los mercados, como dice el analista Ricardo González.

Pero, ¿cuál sería el mejor presidente para la economía estadounidense? Para los americanos sin duda es Donald Trump. Así lo recogen las principales encuestas del país, según Cardiel.

Sectores ganadores y perdedores

Para ser todavía más específicos, ¿qué sectores se verían beneficiados según quien gane las elecciones? El día en que Trump anunció que se había contagiado de coronavirus, el pasado 2 de octubre, los mercados descontaron la mayor caída en la posibilidad de su reelección debido a la enfermedad. Ese mismo viernes, las automovilísticas fueron las que más cayeron, seguidas de las tecnológicas. Por eso, esta fecha nos puede indicar qué sectores se verían más afectados.

Sin embargo, si vemos los anuncios que han venido haciendo los candidatos, en el sector energético vemos claros ganadores y perdedores. Por ejemplo, si Trump gana, las energías tradicionales como el petróleo se verían beneficiadas. Sin embargo, el sector de las renovables se vería impulsado con una victoria del demócrata Joe Biden.

El paquete de estímulos fiscales

Otro asunto sobre la mesa es el paquete de estímulos. Si bien los demócratas luchan por aprobar unas ayudas más amplias que la que proponen los republicanos, hay un punto a tener en cuenta: la subida de impuestos. De acuerdo con Celso Otero, gestor de fondos de renta variable americana en Renta 4, una victoria demócrata supondría un aumento de impuestos.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina y el resultado sin duda tendrá su impacto sobre el mercado, pero no hay que perder de vista que el mundo vive una de sus peores crisis económicas y que a largo plazo este factor tendrá más peso que quién será el próximo presidente. Aunque ojo, porque la gestión de esta debacle será clave.

Noticias relacionadas