Siemens Gamesa no es el único: Así han sido los profit warnings más devastadores en Bolsa

Identificamos cuáles han sido los profit warnings que han provocado la peor reacción en Bolsa y nos preguntamos por qué son tan desgarradores

Guardar

15/07/2021 18:34

Profit warning. Dos palabras que dan mucho miedo a los mercados financieros. No hay más que ver cómo han reaccionado los inversores al último profit warning que se ha presentado en la Bolsa española. La encargada de dar este susto al mercado ha sido Siemens Gamesa, una habitual de esto de las advertencias de menores beneficios, que este jueves se ha desplomado un 14,4% por ello.

Pero no es la única que ha presentado profit warnings devastadores para sus cotizaciones. DIA, OHL, Técnicas Reunidas o incluso Inditex son algunos de esos ejemplos.

Te lo contamos en este podcast de Expediente Abierto.

Siemens Gamesa no es el único: Así han sido los profit warnings más devastadores en Bolsa

Siemensa Gamesa ha llegado a estar bloqueada en bolsa durante los diez primeros minutos de la sesión de este jueves ante la imposibilidad de cuadrar órdenes de compra y órdenes de venta. Todo por anunciar que esperaba que en 2021 sus ingresos estuvieran en la parte baja de la horquilla prevista y que su margen ebit pudiera situarse entre el 0 y el -1%.

Esto es lo que en la jerga se conoce como un 'profit warning', una advertencia que realiza la propia empresa sobre una rebaja de sus previsiones. Es decir, es la propia compañía la que corrije sus objetivos y anuncia que podría ingresar o ganar menos de lo que estimó anteriormente.

Los profit warnings suelen actuar como detonantes de grandes desplomes en Bolsa para las compañías que los lanzan. Por eso, en Expediente Abierto hemos identificado las peores reacciones en Bolsa a los profit warnings lanzados en el parqué español.

Uno de los descalabros más pronunciados y desatados por un profit warning fue el de Almirall el 10 de julio de 2017. La compañía cayó un 26% tras anunciar que sus ingresos y sus beneficios caerían a doble digito ese año. Y todo porque “el negocio en Estados Unidos no estaba evolucionando como se esperaba”.

Este es un claro caso de falta de buena previsión por parte de los gestores de la empresa, como ocurrió con Técnicas Reunidas el año anterior. Se desplomó un 26% en un solo día al lanzar un profit warning por una serie de sobrecostes en un proyecto en Canadá que no habían sido adecuadamente previstos.

Solo un año después Técnicas Reunidas volvía a lanzar otra advertencia sobre menores beneficios y se desplomó un 17% aquel dia. Al poco tiempo, en 2019, la empresa salió del Ibex 35.

El denominador común en estos cuatro profit warnings está en que todos denotan un fallo de previsión en los gestores de la empresa. José Lizan, gestor de RReTo Magnum Sicav en Solventis, explica que este es uno de los motivos por los que estas advertencias de menores beneficios desatan caídas tan bruscas en sus cotizaciones.

"Cuando recurrentemente lanzas profit warnings, pones en entredicho la estrategia a largo plazo de la compañía. Por eso creo que los profit warnings son tan mal recibidos en el mercado", añade.

El curioso caso de Inditex, Iberdrola y DIA

Sin embargo, entre estos desgarradores profit warnings tambien hay casos curiosos. Por ejemplo, el de Iberdrola en 2012, que lanzó una advertencia de menores beneficios –según algunas interpretaciones- para presionar al Gobierno en plena preparación en la reforma energética.

También es curioso el caso de Inditex en 2018, cuando lanzó un profit warning 'encubierto' presentado solo a los analistas y no en la CNMV. Así, la empresa sorteó la normativa que obliga a las cotizadas a pasar por el organismo cuando tienen que hacer anuncios de este tipo. Tras este profit warning encubierto Inditex se desplomó un 7%, su mayor caída en una década.

Pero sin duda el 'padre' de todos los profit warnings lanzados en la historia de la Bolsa española por la reacción que tuvieron sus títulos aquella sesión es el que anunció DIA, la cadena de supermercados, el 15 de octubre de 2018.

Días antes de publicar sus resultados, la empresa decidió advertir al mercado de que por culpa de la caída en el volumen de ventas, el ebitda ajustado para el conjunto del año 2018 podría caer hasta un 38% respecto al ejercicio anterior.

Aquel lunes negro los títulos de DIA se desplomaron, solo en esa sesión, un 42%. A los dos meses, la cadena de supermercados abandonaba para siempre el Ibex 35.

El mercado teme los profit warnings por varios motivos. En primer lugar, porque alteran los beneficios de las compañías y, por tanto, sus valoraciones se tienen que ajustar. Además, demuestran un fallo de previsión en los jefes de las compañías.

Noticias relacionadas