Viajes, salud y entretenimiento, la triada de una nueva normalidad que se abre paso en Wall Street

Los tres fondos de capital privado más grandes del país abandonan los valores tecnológicos para centrarse en otros sectores ¿cuáles?

Guardar

01/06/2021 17:30

Las correcciones sacuden a las bolsas de todo el mundo. ¿Las causas? Variadas aunque, en algunos casos, los perdedores son claros. Los valores tecnológicos, recién vivida una juventud de oro durante el 2020 gracias a la pandemia, ahora ven cómo los inversores consideran que hay opciones mejores. ¿Cuáles?

Escucha la historia completa en este podcast de Mercado Abierto:

Wall Street nos da ya las claves de inversión en 2022

Los tres fondos de capital privado más grandes del país abandonan los valores tecnológicos para centrarse en otros sectores ¿cuáles?

La guerra está servida. Como si de los Stark y los Lannister de Juego de Tronos se tratara las firmas de capital privado estadounidenses libran la batalla por ver quién es quien mejor apuesta por el Wall Street del futuro.

BlackStone, Apollo Global Management y Carlyle abren sus carteras y hacen sus apuestas para acumular en cartera los valores ganadores del mercado post-COVID.

Miles de millones de dólares que han puesto a trabajar para diversificar unos caminos que quedaron claramente definidos hacia Sillicon Valley, hacia las tecnológicas, desde la primera inyecciones de billones en los mercados por parte de la Reserva Federal durante la primavera pasada.

Desescaladas, la “nueva normalidad” y un retorno a la vida de aquel 2019 en el que nadie esperaba al Sars-CoV-2 son ahora las fuerzas que mueven a los mercados.

A por el turismo

Con los aviones despegando, los trenes en marcha y los coches arrancando, en especial, las empresas de alquiler de vehículos y agencias de viajes, nunca mejor dicho, están “haciendo su agosto” en los mercados de renta variable gracias al impulso de aquellos recién vacunados que redescubren su pasión por los viajes.

Pero no solo el turismo afronta con optimismo el nuevo trimestre que se abre este 1 de junio. También el comercio y los supermercados sacan lustro a las cajas registradoras, levantan los cierres y esperan a ver qué pasa.

El comercio minorista y la atención médica telemática, eso sí, se han convertido en los nuevos focos de inversión de los fondos privados de Wall Street. Un mercado que, según Ricardo González, gestor de GPM, está virando desde las tecnológicas hacia otros sector "más cíclicos".

Y es como en más de una ocasión nos han advertido nuestros analistas aquí en Mercado Abierto, las bolsas van siempre por delante. Sin ir más lejos, Apollo Global Management invirtió hace unos meses más de 320.000 millones de dólares de su división de crédito en agencias de viajes. Concretamente, Expedia. Dinero que ha podido usar la compañía en la compra de 229.000 vehículos para potenciar su flota de alquiler de coches.

Este mismo fondo, con la vista puesta ya en 2022 ha estructurado también algunas de sus inversiones como instrumentos de deuda para beneficiarse de la recuperación cuando esta se produzca, dando igual cuándo sea eso.

De hecho, en una carta a los inversores, el copresidente de Apollo, Scott Kleinman explicaba este movimiento: “En el momento de la inversión no tuvimos dudas sobre la viabilidad de estas empresas. Solo nos preguntábamos cuándo sería su recuperación, si en verano de 2021 o de 2023. Nos estamos centrando en comprar buenas empresas para ayudarles a mantenerse” y, decía, “recoger el éxito cuando la recuperación se produzca”.

La importancia de la telemedicina

Desde Carlyle, la apuesta está siendo a más largo plazo. Esta firma de inversión se decanta por el sector de la medicina donde ha ingresado más de 260.000 millones para financiar la transición de empresas como OneMedical u Ortho Clinical Diagnosis, empresa resultante de la escisión de esta división de ortopedia de Johnson & Johnson en 2014, hacia la telemedicina.

Precisamente, ésta última, Ortho Clinical Diagnosis, ha vivido un repunte del precio de sus acciones de casi un 25% desde su estreno en los mercados el pasado mes de enero. Un sector al que grandes magnates como George Soros también le ven futuro. El estadounidense ha invertido más de 4 millones de dólares en la farmacéutica Sotera.

El tercero el discordia

¿Y el tercero en discordia? ¿BlackStone? Pues esta empresa está metida ahora en el entretenimiento. Concretamente, a través de la inversión en cadenas de parques de atracciones y acuáticos como Great Wolf Resorts, los acuarios Sea Lige o Legoland Merlin Entertainments.

Empresas de las que John Gray, CEO de BrackStone, dice todavía estar esperando un “despertar económico”.

Pero la diversificación va más allá: Apollo ha invertido 3.000 millones en las plantas de enlatado de AB InBev en Estados Unidos además de adquirir otras compañías relacionadas con el mundo del automóvil o, lo más reseñable, una nueva cartera de activos de medios como Dow Jones o AT&T.

Probada entonces la rotación, Ricardo González, de GPM nos apunta, aquí, en Capital Radio, no toda la tecnología pierde ya que "se portarían mejor" las empresa más peuqeñas.

Pero hoy, ya lo hemos dicho, al principio, comenzamos mes de junio. Un mes de comportamiento “plano” en los mercados, en opinión de González.

Enfilando entonces un mes que pasará por los mercados sin pena ni gloria, la transición en las bolsas, siempre adelantadas al resto, se va confirmando. ¿Nuevos horizontes? Viajes, salud y entretenimiento, la triada de una nueva normalidad que se abre paso a golpe de inyección.

Noticias relacionadas