Los efectos del retraso de Johnson & Johnson y las dudas con Nvidia

Analizamos los mercados estadounidenses en Mercado Abierto con Julián Coca, responsable de Renta Variable de MCH Investment Strategies

Guardar

13/04/2021 16:27

Hablamos en Mercado Abierto de la apertura de la jornada de la bolsa americana con Julián Coca, responsable de Renta Variable de MCH Investment Strategies.

Escucha el análisis en este podcast de Mercado Abierto:

Análisis Wall Street [13.04.2021]

Abrimos la semana en Mercado Abierto analizando lo que pasa en las bolsas de Estados Unidos. Echamos un vistazo a Wall Street de la mano de Julián Coca, responsable de Renta Variable de MCH Investment Strategies.

Un martes marcado por los datos del IPC que recuperan la cota de los dos puntos porcentuales por primera vez desde el estallido de la pandemia de la COVID-19. Números que muestran una fuerte recuperación de la economía.

Aunque la protagonista de la jornada en Wall Street está siendo la farmacéutica Johnson & Johnson después de que haya anunciado el retraso del lanzamiento de su vacuna contra la COVID-19 en Europa.

Movimiento que llega después de que la FDA de Estados Unidos haya llamado a paralizar la vacunación con estos compuestos como consecuencia de seis casos de investigación abiertos por parte de esta agencia federal en pacientes a los que se les inoculó este compuesto y que desarrollaron tromboembolismos en las semanas posteriores a la vacunación.

"No debería retrasar la vacunación en Estados Unidos, aunque el efecto en Europa será mayor", asevera el analista.

A la espera de Coinbase

Con respecto a la salida a bolsa este miércoles de Coinbase, el mayor bróker de criptoactivos del mundo, Coca se muestra escéptico.

"No confío mucho en las criptomonedas", asevera Julián Coca quien pone en cuestión el uso de los criptoactivos en actividades que "no son legales".

Los chips de Nvidia

En el marco de las tecnológicas, el fabricante de microchips, Nvidia ha anunciado este martes que prepara un nuevo chip para competir con Inte, dispositivos que serían, según la compañía, diez veces más rápido que los que en estos momentos están en venta.

"El problema va a estar en si Nvidia será capaz de plantar cara a Intel, no creo que sea así", sentencia.

Este nuevo chip se basa en la tecnología desarrollada por ARM, el diseñador de microcrips británico con el que se quedó el mes pasado tras comprarlo por 40.000 millones de dólares.

Noticias relacionadas