Complicada gobernabilidad en Cataluña

TIEMPO DE LECTURA

1 min

22/12/2017 06:29

Ciudadanos gana las elecciones en Cataluña pero los independentistas tienen mayoría para formar gobierno, ya que suman 70 escaños entre Junts per Catalunya, ERC y la CUP.

A pesar de que ahora se inicia el proceso de negociaciones entre los partidos, el reparto de escaños tras las elecciones de Cataluña augura un "presidente independentista", según José Luis Sanchís, analista y consultor político. En este proceso de negociaciones "los comunes" representan la llave del gobierno pese a la "victoria moral de Ciudadanos".



Ciudadanos logra más de un millón de votos, un 25,37%, y 37 escaños, 12 más que en 2015. Le siguen Junts per Catalunya, con 34 escaños y el 21,65% de los votos; y de ERC, con 32 diputados y el 21,39%. El PSC ha mejorado en tan solo un diputado su resultado, se queda en 17 con el 13,88% de los votos. Los Comunes bajan a 8 y el 7,45% de sufragios. Los populares se han convertido en una fuerza secundaria en el Parlament, donde dejan de tener grupo propio, tras haber logrado solo poco más de 184.000 votos y 4 asientos de los 11 anteriores. La CUP también se queda con 4, 6 menos que en 2015. 

Aunque si se suman los votos casi el 51% de los sufragios son de fuerzas no soberanistas frente a un 47,5%. Por eso la líder de Ciudadanos en la Comunidad, Inés Arrimadas, llama a la unidad.

La número dos de ERC, Marta Rovira, destaca que el independentismo ha ganado aunque ellos han quedado terceros, felicita a Arrimadas y da por hecho un gobierno con Junts per Cataluña del expresidente Puigdemont.

El candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta ha reconocido que no ha logrado su objetivo en estos comicios y ha pedido a las fuerzas independentistas descartar de forma rotunda la vía unilateral e ilegal. El candidato, Xavier García Albiol, ha expresado su preocupación por el futuro de Cataluña.

La mayor sorpresa de la noche ha sido el adelanto de Carles Puigdemont a Oriol Junqueras, un escenario no previsto en ninguna encuesta previa. ERC aparecía en todos los sondeos como vencedor de las elecciones o en pugna directa con Ciudadanos, pero nunca por debajo de Junts per Catalunya. La diferencia entre ambos es de apenas doce mil papeletas.

Pese a quedar segundo y tercero, los dos grandes partidos independentistas son los vencedores de la noche porque, otra vez, tienen la posibilidad de gobernar con una mayoría absoluta en el Parlament.

Ambas formaciones habían planteado estos comicios como un plebiscito entre el independentismo y el artículo 155 y se consideran ganadores en esa guerra que han librado de forma desigual- han recordado- por encontrarse Puigdemont en Bruselas y Junqueras en la cárcel.

16 diputados del nuevo Parlamento están imputados por el proceso independentista, de ellos cinco huidos y tres encarcelados.

Noticias relacionadas