Davos apuesta por el libre comercio... hasta que hable Trump

Guardar

25/01/2018 06:40

En el Foro de Davos, los líderes mundiales han coincidido en asegurar que la globalización y el libre comercio será clave para conseguir que todo el mundo pueda competir en igualdad de condiciones.



El presidente de Alibaba, Jack Ma, ha pedido "no utilizar el comercio como un arma", porque cuando el comercio se detiene "empieza el conflicto". Ma ha participado en un debate en el Foro de Davos con el CEO de Google, Sundair Pichai o el director general de la OMC, Roberto Acevedo, en el que han coincidió en que internet es clave para el libre comercio y una herramienta para que pequeñas empresas puedan competir en condiciones de igualdad. Aun así, Ma advierte de algunos riesgos:"Creo que la globalización hizo un trabajo fantástico en los últimos 30 años, enriqueció a muchos países. Pero, por supuesto, causó muchos problemas: los jóvenes no tenían oportunidades, las pequeñas empresas no tienen oportunidades, los países en desarrollo fueron descuidados. Pero son solo 30 años. Es un bebé. Tienes que mejorarlo. Si no lo mejoras, entonces lo matas. Es fácil".

Ma ha explicado que hace 20 años en China no había apenas ordenadores, pero con la implantación de los teléfonos móviles las transacciones digitales suponen una parte fundamental de la economía del país; sólo hacia Rusia salen desde China más de un millón de paquetes cada día

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, afirma que el móvil ha cambiado nuestras vidas. Destaca que el suceso de mayor relevancia para la humanidad será el desarrollo de inteligencia artificial.

Pichai asegura que ahora, más que nunca, internet es un "banco de pruebas" de nuevas tecnologías como el "blockchain" o cadena de bloques, una técnica digital que garantiza la veracidad de las operaciones por internet.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron también apuestan por la globalización, pero piden que sea más justa

Ambos han coincido en ese mensaje en la ciudad suiza la víspera de la llegada del presidente estadounidense Donald Trump. Macron ha pedido un nuevo contrato mundial porque reconoce que la globalización no siempre es justa para todos. La canciller, Angela Merkel, asegura que se deben buscar fórmulas para luchar contra el proteccionismo: "Creemos que el aislacionismo no nos llevará a ninguna parte. Creemos que tenemos que cooperar y que el proteccionismo no es la respuesta correcta. Y creemos que si compartimos la opinión de que las cosas no se están haciendo de manera justa y los mecanismos no son recíprocos, entonces se deberían buscar soluciones multilaterales y no unilaterales que en última instancia solo promueven el aislacionismo y el proteccionismo".

Antes de partir para Davos, el presidente de EEUU, Donald Trump promete que convertirá en "el mejor vendedor" de su propio país. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin asegura que Trump quiere "trabajar con el resto del mundo" pero sin dejar de lado los intereses de su país, también defiende un dólar débil. Y el responsable de Comercio, Wilbur Ross, en un tono casi bélico ha defendido los aranceles a las placas solares y las lavadoras industriales.

Noticias relacionadas