Nuevas sanciones contra Corea del Norte

Nuevas sanciones contra Corea del Norte

Miguel Sanmartín

11/12/2017 06:29

Corea del Sur anuncia nuevas sanciones contra su vecino del norte para tratar de impedir su financiación del exterior.
Seúl ha sido el primer país en responder al lanzamiento de un misil norcoreano el 29 de noviembre. Aunque las acciones son básicamente simbólicas debido a que las transacciones entre las dos naciones están prohibidas desde hace años, el gobierno espera que el movimiento incentive a la comunidad internacional a hacer lo mismo. Lo explica el portavoz del ministerio de unificación: "El gobierno ha agregado 20 organizaciones norcoreanas y 12 personas a su lista de sanciones unilaterales hoy, 11 de diciembre, con el objetivo de cortar las transacciones financieras para las armas de destrucción masiva y el desarrollo de misiles balísticos de Corea del Norte".

 

La medida “le recordará a la comunidad internacional los riesgos de realizar transacciones con los grupos e individuos”, dijo el portavoz Baek Tae-hyun.

Las entidades sancionadas incluyen al Banco Comercial Internacional Rason y al Grupo Industrial Korea Zink. Los individuos son funcionarios norcoreanos que trabajan en los bancos o compañías del país con sede en China, Rusia, Vietnam y Namibia.

El mes pasado, Corea del Norte realizó un lanzamiento de prueba del misil más potente de su historia, un misil balístico intercontinental que podría alcanzar la costa este de Estados Unidos.

Además, Corea del Sur anuncia que llevará a cabo esta semana junto a Estados Unidos y Japón unos ejercicios militares conjuntos de detección de misiles. Las maniobras comenzarán este martes en aguas cercanas a la península de Corea. Estados Unidos y Corea del Sur llevaron a cabo simulacros militares a gran escala la semana pasada que, según Corea del Norte, convirtieron el estallido de la guerra en “un hecho inevitable”. Los militares no revelaron si el controvertido sistema antimisiles THAAD estaría involucrado. La instalación del sistema de defensa del área de gran altitud de la terminal estadounidense en Corea del Sur ha enojado a China, que teme que el alcance del poderoso radar de THAAD pueda amenazar su propia seguridad.
Publicidad

Noticias relacionadas