El nuevo plan de ayuda al automóvil deja fuera a diésel y gasolina

Guardar

08/11/2017 09:12

El Ministerio de Energía destinará 20 millones de euros para la compra de automóviles de combustibles alternativos y otros 15 millones a la instalación de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos.

Este nuevo programa denominado MOVALT deja fuera a los vehículos de gasolina y diésel. A partir de ahora los vehículos que recibirán ayudas por parte del Gobierno central serán los denominados alternativos como GLP, gas natural, eléctricos y de pila de combustible. Este Plan entrará en vigor en los próximos días. Los vehículos deberán ser nuevos o con una antigüedad inferior a nueve meses. La cuantía de las ayudas variará entre 500 euros y 18.000 euros, en función de la categoría del vehículo y la motorización.

Recargas: Los beneficiarios podrán ser administraciones, empresas públicas y privadas. Se financiará la instalación de infraestructuras de recarga tanto para uso público en el sector no residencial (aparcamientos públicos, hoteles, centros comerciales, universidades, hospitales, polígonos industriales, centros deportivos, etc.), como para uso privado en zonas de estacionamiento de empresas privadas, así como para su ubicación en la vía pública y en la red de carreteras.

La cuantía de las ayudas cubrirá hasta el 60% del coste de inversión en el caso de entidades públicas y PYMES, y el 40% para el resto de empresas.

El objetivo del plan es aumentar el parque de vehículos de energías alternativas, y con ello, contribuir a la reducción de las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, avanzando así en la consecución de los objetivos de cambio climático y en la mejora de calidad del aire de las ciudades. El MOVALT servirá además para aumentar el ahorro y la diversificación de las fuentes energéticas en el transporte, con la consiguiente reducción de la dependencia energética del petróleo para nuestro país.

Asimismo, en los próximos días se prevé enviar a la CNMC una propuesta de modificación del Real Decreto que regula la figura del gestor de cargas para facilitar lo máximo posible su aplicación y simplificar su operativa.

Reacciones

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM) considera que el Plan Movalt es una medida eficaz para incrementar la cuota de vehículo alternativo en el mercado. Sin embargo, para lograr una movilidad sostenible es necesario apoyar también la demanda real y no sólo una demanda que aunque en aumento todavía es residual. Concretamente, el nuevo programa deja sin apoyo a los motores de combustión tradicional, que suponen más del 95% de las matriculaciones.

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) valora la puesta en marcha de este nuevo plan para estimular la compra por parte de familias y empresas de vehículos con tecnologías alternativas (propulsados por electricidad, gas o hidrógeno). El incremento de la cuota de mercado de este tipo de vehículos, que hoy  apenas es un 0,5%, redundará en lograr una movilidad más eficiente y baja en carbono, además de sus efectos positivos en la calidad del aire.

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) valora la aprobación del Plan MOVALT. La patronal de los concesionarios consideran esencial que las Administraciones estén dando continuidad en el tiempo a estos incentivos oficiales, ya que, sin ellos, la necesaria expansión de los vehículos de bajas emisiones por parte de empresas y particulares será más lenta, en un mercado que empieza a dar señales de estar maduro.

Noticias relacionadas