"Si se siguen intereses nacionales, Europa está condenada a la irrelevancia"

Europa afronta dividida la negociación del presupuesto plurianual, con Reino Unido fuera del bloque y objetivos enfrentados: hay una pugna entre dedicar fondos a las partidas tradicionales o hacer frente a las nuevas demandas

Guardar

ETIQUETAS

europa

presupuesto

TIEMPO DE LECTURA

2 min

21/02/2020 09:54

El Consejo Europeo está sumergido en duras negociaciones del Presupuesto, tras la salida del Reino Unido del bloque. Cada país barre para casa; pero si se siguen intereses nacionales, Europa está condenada a la irrelevancia, señala Juan Tugores, catedrático de economía de la Universidad de Barcelona.

Escucha la entrevista completa en el siguiente podcast:

Las negociaciones del presupuesto europeo se atascan

Hablamos con Juan Tugores, catedrático de economía de la Universidad de Barcelona, sobre las negociaciones para alcanzar un presupuesto comunitario

Las reuniones bilaterales, entre cada uno de los representantes de los 27 países del bloque y el presidente del Consejo, Charles Michel, han finalizado.

Pero ahora se ha retrasado el reinicio de la cumbre para el Presupuesto. Estaba previsto que los líderes de la Unión Europea reanudaran la reunión a las 9:00 GMT.

Juan Tugores, catedrático de economía de la Universidad de Barcelona
Juan Tugores, catedrático de economía de la Universidad de Barcelona

Sin duda una de las novedades para este año es la ausencia de Reino Unido y su aportación económica, pero para Tugores no sería el cambio más relevante, ya que "ya se encargó la señora Thatcher de hacer que esas aportaciones fueran lo más reducidas posibles".

La principal novedad es la pugna entre las que serían las partidas tradicionales, como la PAC y fondos de cohesión, que ambas beneficiaban a países del sur, y las nuevas demandas geoestratégicas y sociales.

Ahora hay más peso de temas como el cambio climático, la voluntad de Europa de convertirse en una potencia digital, los reto de la inmigración y o la necesidad de reforzar la ciberseguridad. Unos temas que requieren también de fondos para su desarrollo.

Las peticiones de fondos europeos son cada vez más grandes, pero se están reduciendo las aportaciones. El reto es modernizar aquel diseño de presupuesto que se creó para la posguerra, cuando la atención se centró en la industria alemana y la agricultura francesa.

"Ahora, como vemos, la industria no va muy bien y la agricultura no atraviesa su mejor momento". Así que nadie quiere ceder y los países siguen en el tira y afloja.

Hay países, como España o Francia, que son partidarios de dotar al Presupuesto de una dotación mayor. Pero han surgido otros países más pequeños, que están ganando más peso, como Austria, Suecia u Holanda, que se resisten a aumentarlo, con lo que "la ecuación es difícil de cuadrar".

Pero en Europa, dice Tugores, ya estamos acostumbrados a esto, "seguramente se acabará llegando a un acuerdo que no satisfaga a nadie".

A este respecto, Tugores cita a uno de los padres del proceso de integración europea, Jean Monet, que señaló que "Europa se construye a golpe de sucesivas crisis y lo que sea Europa será el resultado de cómo los europeos salgamos de esas crisis".

El liderazgo europeo cobra protagonismo

Otro cambio que se está viendo en Europa es que tradicionalmente había líderes que tenían una voz más fuerte. Pero ahora, con Angela Merkel de salida y Emmanuel Macron afrontando horas bajas en su país, los líderes de las instituciones europeas están cobrando más protagonismo.

"El presidente del Consejo Europeo está tratando de asumir ese liderazgo. También está teniendo un papel más visible la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. Es el momento de que esto pase y se vaya más allá de intereses nacionales".

Y es que para Tugores, si se defienden los intereses nacionales y no los de Europa en su conjunto, la región está condenada a la irrelevancia, porque no tendrá poder para competir con gigantes como Estados Unidos o China.

“Lo que Europa puede representar como modo de vida y estado de bienestar, puede convertirse en absolutamente irrelevante; nos jugamos mucho los europeos en este reto”.

Noticias relacionadas