300.000 ordenadores afectados y menos de 70.000 dólares conseguidos

Guardar

16/05/2017 05:29

Según datos de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU, más de 300.000 ordenadores en 150 países han sido infectados por el ciberataque que se inició el pasado viernes. 

Aunque apenas han conseguido recaudar 70.000 dólares con su chantaje de pagar para recuperar sus datos. El asesor de Seguridad Nacional de EEUU, Tom Bossert, insiste en que Estados Unidos no fabricó el virus, como ha sugerido el presidente de Rusia. Bossert por ahora confía en el parche: "A pesar de que parece ser una actividad criminal destinada a recaudar dinero, parece que menos de setenta mil dólares se ha pagado en rescates, y no somos conscientes de los pagos hayan llevado a la recuperación de datos. Pero sería gratificante responsabilizar a los causantes de este hackeo de que estamos trabajando en serio. El gusano está en estado salvaje, por así decirlo en este momento, y el parche es el remedio más importante que tenemos como resultado".

Investigadores de Google han encontrado esta madrugada un posible vínculo con Corea del Norte. Otros expertos también apoyan ese indicio de que Pyonyang podría haber estado detrás de esos rescates virtuales.  Investigadores de Kaspersky, una compañía de seguridad con sede en Rusia, dicen que es una pista importante. "Ahora se necesitan más datos sobre las versiones antiguas de "Wannacry", añaden.

La agencia nacional de ciberseguridad de Corea del Sur ha informado hoy de que una decena de empresa de su país han resultado afectadas por el virus "WannaCry". La Agencia de Internet y Seguridad de Corea (KISA) cree que los posibles daños del ataque se pueden seguir propagando a nivel doméstico "durante un plazo de entre 9 y 15 días", por lo que considera necesario seguir reforzando medidas de seguridad, según un comunicado remitido por la Oficina de Seguridad Nacional.

 

El consejero delegado de Disney, Bob Iger, reconoce que unos hackers han robado una película del estudio y exigen un rescate en bitcoins

Para no divulgar el largometraje en internet, según publica la revista The Hollywood Reporter. El CEO de Disney no ha dado más detalles sobre la película y ha asegurado que no pagará a los hackers. Descarta que tenga algo que ver con el cibertaque a nivel mundial. Este robo se añade al sufrido por Netflix hace unas semanas con una de sus series. Al final se filtró por la red varios de sus capítulos.

Noticias relacionadas