El futuro de Bankia: seguir en solitario y continuar con la privatización

Bankia cierra el primer trimestre de 2019 con un beneficio neto atribuido de 205 millones de euros, un 10,8% menos que hace un año

Guardar

30/04/2019 07:40

"Ni nos sentimos aliviados ni lo contrario". El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha defendido las cuentas del primer trimestre del año apenas horas después de conocerse el resultado de las elecciones que han dado la victoria al PSOE de Pedro Sánchez. El nuevo Gobierno será clave en el futuro del banco porque el FROB tiene un 61% de la entidad y desde finales de 2017, con Mariano Rajoy, no se coloca un nuevo paquete de acciones en el mercado

Sevilla no ha entrado en valoraciones políticas, argumentando que el papel de su equipo es centrarse en la gestión de la entidad y la creación de valor. Eso sí, defiende la necesidad de que el nuevo Gobierno, pacte con quien pacte, "continúe con la privatización" de la entidad, aunque reconoce Sevilla que la venta de otro paquete de acciones depende también del mercado.

De momento ni el precio de la acción ni la política monetaria del Banco Central Europeo ayudan. Sevilla cifra en 2 puntos de ROE lo que le cuestan a Bankia los tipos de interés negativos. Así que en función del precio del título en bolsa podrán verse o no nuevas colocaciones en 2019.

Estas dificultades han favorecido la especulación de una posible fusión con el Banco Sabadell e incluso con BBVA, pero el CEO de Bankia se ha mostrado tajante: "Ni con Sabadell ni con BBVA. Podemos seguir con la lista de nombres, pero es más de lo mismo".

El banco pretende seguir en solitario y dar a sus accionistas el exceso de capital que genere. Aunque tampoco ha comentado las intenciones del posible socio del Gobierno socialista, Unidas Podemos, de convertir la entidad en un banco público o sacar a José Ignacio Goirigolzarri de la presidencia, Sevilla sí ha pedido al Ejecutivo seguir impulsando la actividad económica, reduciendo el déficit y la deuda pública.

A pesar del contexto de desaceleración económica y del lastre que le supone la política del BCE, Bankia espera cerra el año con ganancias superiores a los 703 millones de euros de 2018. Sevilla pronostica que la partida 'core' (margen de interés más comisiones menos gastos) crecerá más de un 5% en el conjunto del ejercicio. Espera un avance del 3% en comisiones y que el crecimiento del crédito al consumo se sitúe en el entorno del 15%. Entre sus objetivos también está seguir reduciendo los activos improductivos y elevar la rentabilidad, desde el 6,6% del ROE actual hasta "el 10% a medio plazo".

Los tipos de interés penalizan a Bankia en el primer trimestre

Bankia cierra el primer trimestre de 2019 con un beneficio neto atribuido de 205 millones de euros. Es un 10,8% menos que hace un año y la entidad explica que el resultado recoge el impacto de la aplicación de la nueva norma contable IFRS16 y el menor volumen de ingresos por operaciones financieras, que cayó un 73,3%, hasta los 37 millones.

Pese a esta caída, el negocio puramente bancario (margen de interés y comisiones menos gastos) alcanza los 306 millones de euros, un 0,3% más. Por ello, la entidad destaca que mejora de la actividad crediticia y las sinergias de costes alcanzadas tras la fusión con BMN.

Sin embargo, el margen de intereses cae un 4,2% en el periodo, hasta situarse en 502 millones de euros. Esta partida cae un 4,7% sin el efecto de IFRS16 en las cuentas. Bankia explica que el descenso tiene que ver con una menor aportación de las carteras de renta fija tras las ventas realizadas en 2018 así como con la mejora del margen de clientes. Apunta que la diferencia entre el coste de los depósitos y el rendimiento de los créditos se sitúa en el 1,60%.

Las comisiones netas suman 260 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone una caída del 1,2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El banco lo achaca a la eliminación de las comisiones a los clientes de BMN.

Así, el margen bruto alcanza 813 millones de euros, una caída del 13%, mientras que los gastos de explotación se han situado en 456 millones de euros, un 5,6% menos en tasa interanual post IFRS16 (-6% sin ese efecto).

En cuanto al capital, Bankia cierra el trimestre con una ratio de solvencia CET1 fully loaded, el de máxima calidad, del 12,61%.

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha reducido los riesgos dudosos un 5,3%, unos 500 millones de euros. De este modo, los activos improductivos (NPA) se sitúan en 10.428 millones de euros brutos. La tasa de mora cae hasta el 6,2% y la tasa de cobertura de dudosos alcanza el 55%.

Por el lado del crédito, Bankia incrementa la formalización de nuevas hipotecas a un ritmo del 14,6% en el primer trimestre, hasta 728 millones de euros. El crédito a empresas avanza en el periodo un 6,4% y en el crédito al consumo las nuevas formalizaciones crecen un 25,8%, hasta alcanzar los 589 millones de euros.

La entidad destaca que, como consecuencia, crece por primera vez el saldo de crédito no dudoso en los últimos años y supera los 106.500 millones. Avanza el saldo en consumo (+16%), crédito promotor (+10%) y empresas (+6%) en tasa interanual.

Noticias relacionadas