A pesar de lo bien que le ha ido este año a algunas farmacéuticas, sobre todo a las más ligadas al negocio de la Covid 19, en el lado contrario de la balanza encontramos a Almirall. La pandemia ha sido un lastre para la empresa que ha nadado a contracorriente de su sector.

La compañía perdía a principios de semana algo más de un 11% tras no convencer con sus resultados. El laboratorio ha registrado unos números rojos de 39 millones en nueve meses por deterioros del activo intangible de Seysara, de la cartera Legacy en Estados Unidos y el pago por la casi compra de Bioniz, que finalmente no se llevó a cabo.

Para Antonio Aspas, socio de BuyandHold, "el sector es interesante, pero las ventas de Almirall siguen siendo las mismas que hace 15 años y su beneficio la mitad".

Escucha el análisis completo sobre Almirall a continuación

Lo amas o lo odias: Almirall ¿cuesta abajo y sin freno?

Esta semana ponemos a prueba con los analistas a Almirall después de que sus títulos hayan caído más de un 15% en las últimas sesiones


Había cosas que se esperaban y cosas que no. ¿Qué ha sorprendido tanto de Almirall para recibir tan poco cariño del mercado y de los analistas?

¿BBVA hacia nuevos máximos? Responde Carlos Doblado

Según, Victoria Torre, de Singular Bank, "lo que no se esperaba es que la evolución del margen bruto fuera del calibre que ha sido, que podría llevar a revisiones a la baja a la compañía por parte del consenso".

El único respiro que Almirall tenido ha sido este miércoles, cuando conseguía rebotar ligeramente sin apenas alcanzar una revalorización del 1% en sus títulos.

El desplome de más del 15% que han sufrido sus títulos esta semana ha provocado que pierda las ganancias conseguidas hasta ahora en bolsa. De hecho, en lo que va de ejercicio recorta casi un 1% en el IBEX 35.

Por si esto fuera poco, varias firmas de análisis han vuelto a poner a la compañía en el ojo del huracán. Deutsche Bank ha cambiado su consejo de "comprar" acciones de Almirall por el de "mantener" la inversión, la peor parte viene tal vez por el recorte del precio objetivo que hacen los analistas de su acción: pasan de los 18 euros que le deban anteriormente a los 11 euros actuales…

Credit Suisse, CaixaBank, Santander y Alantra son otras de las que han seguido la misma reacción del merado con las cifras de la compañía.

Morgan Stanley se suma también a los recortes. En este caso baja el precio objetivo de su acción hasta los 16,50 euros frente a los 18 de antes, pero mantiene su potencial alcista sobre los títulos de la compañías otorgándole casi el doble de su valor.

Para Alberto Iturralde "se trata de un valor tramposo y no es de los fuertes del Ibex".

Un rayo de esperanza para Almirall

Dónde unos ven catástrofe otros ven una oportunidad, como en el caso de Alvaro Blasco, director de inversiones de ATL Capital, "puede suponer un buen momento de entrada en la compañía para los inversores".

Tal vez los proyectos a largo plazo de la compañía puedan hacer que Almirall termine de despegar. Puede que sea un nuevo fármaco, recordemos que hace unos meses la farmacéutica anunciaba su intención de recaudar más de 1.000 millones en ingresos por nuevos lanzamientos.

Que todavía no se hayan visto materializados, no significa que este momento no llegue nunca, según Victoria Torre, que otorga una de cal y otra de arena a la compañía

"La empresa tiene varios proyectos que pensamos que en el largo plazo podrían impulsar sus resultados".

¿Es posible que el mercado se haya apresurado con Almirall? Una vez más, nuestros analistas tienen el corazón dividido