Open Banking: Compartir datos financieros para manejar mejor tu dinero

En una nueva entrega de First Movers, desde Temenos y Eurobits Technology, explican las ventajas de compartir información financiera

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

25/06/2020 18:38

Poder agrupar toda nuestra información financiera en un solo sitio. Una forma de organizar mejor nuestro dinero, pero también de agilizar trámites y acceder a préstamos más rápido. De agregar datos financieros y de compartir información trata el Open Banking bajo la normativa PSD2 de servicios de pago.

En una nueva entrega de First Movers, Inés Muñoz Vidal y Raquel Guillot de Temenos y Arturo MacDowell, presidente y CEO de Eurobits Technology, explican las ventajas de esta modalidad bancaria.

Open Banking: Compartir datos financieros para manejar mejor tu dinero

"En un momento en el que los modelos tradicionales se pueden ir abajo... Hay un área en la que el usuario puede permitir que sus datos sean compartidos con terceros para hacer libre mercado", señala MacDowell.

Eurobits ha sido una de las empresas pioneras en aplicar este modelo de Open Banking. El objetivo es facilitar información financiera para obtener una oferta ajustada a la situación de cada cliente. Es decir, se puede ofrecer un servicio personalizado, pero además permite que haya más competencia en el sector.

La entidad que ofrece el préstamo también "puede otorgar una puntuación al usuario y evaluar su calidad crediticia", añade Guillot. Esos modelos que recogen información piden permiso al usuario para acceder a esos datos. Según la directiva de Temenos ya se está trabajando también para acceder a información del dispositivo que la persona está utilizando.

"El banco puede ver si tengo aplicaciones de otros bancos instaladas, si tengo mensajes de ofertas de préstamo pre aprobadas y usar esta información para elaborar una puntuación más rica", explica.

El derecho al olvido

La normativa PSD2 podría sonar como una injerencia en la actividad trandicional de los bancos. Además, se cuestiona la protección a los datos. Sin embargo, existe lo que se llama el "derecho al olvido" en el que las plataformas están obligadas a borrar el historial crediticio de los clientes para darles una segunda oportunidad.

Noticias relacionadas