Del T-Zero a Tesla: los orígenes del coloso

La compañía de Elon Musk desembarca en el S&P 500 con una capitalización de más de 650.000 millones de dólares

Guardar

21/12/2020 19:16

Ha llegado el esperado día. Tesla cotizará al cierre de la jornada en el S&P500. Un estreno que llega en un momento en el que las acciones del fabricante de coches eléctricos con Elon Musk al volante se negocian a 170 veces los beneficios previstos.

Del T-Zero a Tesla: los orígenes del coloso

La compañía de Elon Musk desembarca en el S&P 500 con una capitalización de más de 650.000 millones de dólares

Este lunes Tesla llega al S&P 500 de una sola vez, con el Gordo de la Lotería bajo el brazo, con una capitalización de más de 650.000 millones.

Tesla es la empresa más valiosa jamás admitida en el índice de referencia de los mercados mundiales. Todo un hito tras un 2020 histórico para una compañía que en opinión de Javier Lorenzo Matamoros, director y fundador de la escuela JLorenzo Trading, hacen de la compañía "un tren que viaja a todo trapo".

¿Por qué es importante este paso para la compañía?

Con alrededor de un 1,5% del valor total del S&P 500 sobre sus espaldas Tesla ha adelantado por la derecha con este movimiento a grandes pesos pesados del sector y representantes de la industria tradicional como Toyota, Volskwagen o Ford.

Un signo del cambio de los tiempos en opinión de Adolfo Ximénez de Embun, director de operaciones de Ninety Nine, quien cree que esta es una muestra del avance del sector hacia la "sostenibilidad".

T-Zero: origen de Tesla

Lejos queda ya en la actual Tesla de su predecesora, AC Propulsión, una pequeña empresa de Sillicon Valley fundada a finales de los años 90 por dos ingenieros, Marc Tappenning y Martin Eberhard, que soñaban con la velocidad y que consiguieron dar forma al T-Zero, un pequeño coche eléctrico con una autonomía de hasta 300 kilómetros.

Un vehículo que dejó prendado a un joven Elon Musk, quien, con algo de dinero en su bolsillo, nada más que 1.500 millones de dólares, tras la venta de PayPal y Ebay, se enamoró de aquel biplaza amarillo a medio camino entre lo retro y lo futurista.

Parece casi imposible desligar la figura del controvertido millonario de la de Tesla que, con un 'rally' del 60% desde que se anunció su debut en el S&P 500 a mediados de noviembre, es ya la sexta firma más valiosa de Wall Street.

La llegada al S&P 500 no ha sido la única meta que el fabricante de vehículos eléctricos ha logrado cruzar este año, pero sí aquella en la que la victoria sabe más dulce puesto que el gestor del índice le negó la entrada en el mismo hace apenas unos meses, en septiembre.

¿Valor peligroso?

Pero pese a las buenas sensaciones algunos analistas como Ricardo González, gestor de GPM, ven en Testa, como en las grandes tecnológicas estadounidenses, empresas "sobrevaloradas" que pueden terminar siendo el principio de una burbuja “muy importante”.

Tesla vale más del doble en bolsa que el primer fabricante de vehículos del mundo, Toyota, y eso que los nipones producen 29 veces más vehículos que los estadounidenses al año.

Esta realidad podría hacer sospechar de la debilidad de un valor que hoy cotiza a entre 800 y 900 dólares la acción, lo que deja la puerta abierta a un recorrido alcista de entre el 15 y el 29% todo un hito bursátil y empresarial.

Noticias relacionadas