La sorprendente reacción en los bonos americanos tras la salida del Acuerdo de París

Luis Martín, responsable de ventas de BMO Global AM para el Sur de Europa y América Latina, explica cómo el Acuerdo de París ha afectado a la deuda pública americana

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

25/03/2021 19:28

Cuando Estados Unidos dejó el Acuerdo de París con la Administración Trump, muchos fondos dejaron de "comprar deuda pública de Estados Unidos". Este es el dato que nos trae Luis Martín, responsable de ventas de BMO Global AM para el Sur de Europa y América Latina, y que pone de manifiesto la importancia de los criterios ESG.

Pero, ¿cómo está Estados Unidos ahora con la vuelta al Acuerdo de París? ¿En qué punto de sostenibilidad están cada una de las regiones?

Escucha aquí el podcast

Entrevista ESG | Mercado Abierto [25.03.2021]

Hablamos sobre inversión ESG con el responsable de ventas de BMO Global AM para el Sur de Europa y América Latina, Luis Martín

Regreso al Acuerdo de París

Según el experto, aunque los motores económicos de Estados Unidos sean muy poco sostenibles, la vuelta de la administración Biden al Acuerdo de París augura un avance firme de sostenibilidad en los próximos años.

La Presidenta del BCE, Christine Lagarde, comentaba este jueves qué ha supuesto el regreso del país americano: "La vuelta de Estados Unidos bajo la nueva administración al Acuerdo de París ha tenido un impacto fenomenal y de manera casi instantánea. En cuestión de días vimos cómo cambiaron de rumbo en muchos temas, en particular, en el cambio climático", señalaba Lagarde.

Sin embargo, Martín manifiesta que Estados Unidos aún "está lejos" en temas de ESG. "Si uno mira el universo de fondos de MorningStar, no hay tantos fondos sostenibles americanos", razona.

Europa, muy por delante

Luis Martín explica que la industria de inversión europea va adelantada. En comparación con otras regiones "impulsamos más iniciativas en Europa para mejorar el planeta", manifiesta.

Una de estas iniciativas es la Net Zero Asset Managers, en la que 30 gestoras se comprometen a no invertir en ninguna compañía que emita gas invernadero para 2050.

Según el experto, la regulación europea ha sido primordial para conseguir esta ventaja en sostenibilidad. "Aquí se han gastado muchos más tipos de tinta en regulación de sostenibilidad que en el resto del mundo, sin ninguna duda", dice. Un ejemplo de ello es que en países como Alemania al inversor se le pregunta "si quiere que su inversión sea sostenible o no".

Noticias relacionadas