Y si el coronavirus fuese una oportunidad para ganar dinero...

En Finizens aseguran que las epidemias no tienen un impacto a largo plazo en las bolsas globales

Guardar

ETIQUETAS

finizens

coronavirus

TIEMPO DE LECTURA

1 min

24/02/2020 18:49

El coronavirus genera pánico en el mercado, pero también puede ser una oportunidad para ganar dinero. El propio Warren Buffett aseguraba este lunes que puede ser un buen momento para comprar más barato. Y en Finizens aseguran que una vez que culminan las pandemias, los índices ganan rentabilidad en el largo plazo.

Pero, ¿cómo pueden hacer los inversores para ceñirse a las reglas de su operativa mientras el pánico por el coronavirus llega a las bolsas globales? Según Finizens hay dos estrategias "fundamentales" para "no perder de vista los objetivos financieros": mirar siempre a largo plazo y mantener una diversificación adecuada.

Finizens: "Las pandemias no tienen efecto en las bolsas a largo plazo"

"Es fundamental no dejarse llevar por las emociones", dice Giorgio Semenzato, CEO de Finizens. Por eso, considera que los inversores deben proponerse una estrategia que "maximice la rentabilidad a largo plazo". Una de ellas, es mantener una cartera diversificada para minimizar el impacto causado por eventos globales como el coronavirus.

"Las pandemias no inciden en las bolsas en el largo plazo"

En Finizens han analizado los efectos de las últimas 15 pandemias detectadas en el mundo y han descubierto que a los seis meses de que terminan estos eventos, la rentabilidad de los índices aumenta. Semenzato asegura que en el largo plazo, "estos eventos no tienen ningún impacto". "La rentabilidad termina siendo positiva y por encima de la media", sostiene.

"Cuando estamos en máximos históricos vemos siempre una excusa para intentar tirar abajo las bolsas", añade Felipe Moreno, director de negocio.

Una de las opciones que ofrecen en Finizens para incentivar la inversión a largo plazo es la iniciativa "Tú por delante". Con este programa las comisiones de los clientes se reducen por cada año que se mantienen invertidos con la gestora.

"Las emociones son una trampa y es el principal enemigo del inversor. Para combatirlo tienes que utilizar herramientas que te ayuden a estar invertidos a largo plazo", concluye Moreno.

Noticias relacionadas