Oro y metales preciosos: ¿hora de aumentar peso en cartera?

Mark Mobius asegura que el, al menos, el 10% de la cartera debería ir a parar al metal dorado ¿qué dicen los expertos?

Guardar

24/09/2021 17:34

¿Es el momento de aumentar el peso del oro en nuestra cartera? ¿Es el mejor momento para hacernos con el metal dolaro oro? Mark Mobius, el famoso inversor "padre" de Mobius Capital Partners cree que sí y también piensa así Degussa España.

Escucha la historia completa en este podcast de Mercado Abierto:

Oro y metales preciosos: ¿hora de aumentar peso en cartera?

Mark Mobius asegura que el, al menos, el 10% de la cartera debería ir a parar al metal dorado ¿qué dicen los expertos?

Las enormes cantidades de liquidez que los bancos centrales, mes a mes, inyectan a la economía tienen consecuencias. La inflación, la subida desmesurada, cada treinta días, de los precios de la cesta de la compra y demás bienes que atacan a los bolsillos del consumidor.

También están las consecuencias sobre las divisas… éstas corren el riesgo de depreciarse a medida que los bancos centrales vayan retirando los estímulos de la economía puestos en marcha con la llegada de la COVID-19… … el temido tapering que el otro lado del Atlántico ya se anuncia a bombo y platillo… habrá cada vez menos dinero en circulación a cuenta de la Reserva Federal y que aquí, el Banco Central Europeo, algo más pausado, también tiene previsto poner en marcha en los próximos meses.

¿Hacia dónde dirigir entonces ahora la cartera? Tomás Epeldegui, director general de Degussa España lo tiene claro: el oro. El “gran activo refugio por excelencia”.

Habla el experto sobre una posible revalorización del metal dorado como consecuencia de cada vez menos lucrativos cruces entre el billete verde y la moneda única. Hablaba Epeldegui de un famoso inversor que apoyaba la presencia del oro en carteras.

Este es Mark Mobius, el conocido inversor que pasó más de 30 años en la gestora Franklin Templeton, antes de marcharse para fundar su propia casa, Mobius Capital Partners, quien hace unas semanas lanzaba un aviso a navegantes: los inversores deben tener un 10% de su cartera invertido en oro físico, ante la posibilidad de que se produzcan grandes devaluaciones de las divisas el año que viene.

Esto mismo que en Mercado Abierto nos explicaba Epeldegui. La explicación de Mobius también se puede traducir como una cobertura contra la inflación.

A más oferta monetaria, más suben los precios, como ya se está pudiendo comprobar, tanto en Estados Unidos como en Europa, y España no está escapando de esta situación.

Por ello, unas políticas que aumentan la liquidez en gran medida reducen el poder adquisitivo de los ahorradores, lo que se puede entender como una medida confiscatoria del gobierno.

BlackRock mira hacia otro lado

Otras opiniones son menos elocuentes. Hace unos días la mayor gestora del mundo, BlackRock, vendía casi toda las tenencias del metal precioso. ¿Por qué? Porque dicen que esperan que, a lo largo de los próximos meses, haya una normalización de las tasas según la economía vaya mejorando y abriéndose tras la pandemia de la COVID-19.

Las expectativas de que aumenten los rendimientos ajustados a la inflación de los bonos estadounidenses significan que el metal ya no funcionará como cobertura contra los mercados de valores, apuntan desde la gestora y van más allá, en el corto plazo no es una inversión rentable.

Razón no les falta, pero Epeldegui apunta: en el corto plazo es posible que no, pero en el largo el oro sigue siendo una gran apuesta.

El precio del oro está todavía lejos de los 2.061 dólares por onza que tocó en junio del año pasado. Desde entonces su precio ha retrocedido más del 12%, hasta el entorno de los 1.811 dólares en los que se mueve el metal precioso en la actualidad

Noticias relacionadas