Bolsa: regreso al pasado

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

20/10/2015 10:10

Desde 1950 el movimiento acumulado por el índice S&P500 entre las dos últimas sesiones de octubre y las tres primeras de noviembre se salda con subidas en el 80% de los casos. Que haya sucedido munchas veces no quiere decir que vaya a ser así siempre, pero es innegable que el resultado muestra una pauta de comportamiento de los precios que se repite. Hay más ejemplos. Una de las pautas más conocidas es la de los seis meses y viene a constatar que el periodo comprendido entre noviembre y abril es mucho más favorable para las bolsas que el que transcurre entre mayo y octubre. “Mira el Dow Jones”, me dice Daniel Pingarrón desde IG. “Comprando el índice en noviembre y vendiendo en abril entre 1950 y 2003, se habrían ganado 46$ por cada dólar invertido (+4.600%). Comprando en mayo y vendiendo en octubre, se  tendrían 0,84$ por cada dólar invertido (-16%)”.

Las pautas estacionales comenzaron a estudiarse en los mercados de materias primas, buscando relaciones entre las características de las cosechas y los precios. “El trading estacional consisten en la utilización de patrones históricos, que se han repetido un número de veces significativo, para abrir posiciones buscando la continuidad del patrón”, explica Pingarrón.

Más ejemplos. Desde 1950 el Dow Jones es más alcista en el cuarto trimestre del año (+4,1% de media) que en el primero (+2,6% de media), el segundo (+1,9% de media) o el tercero (-0,6% de media). Y entre las pautas estacionales que tienen en cuenta las vísperas de festivos destaca la que tiene en cuenta Acción de Gracias (cuarto jueves de noviembre), ya que en el 74% de los casos la víspera de esta festividad la bolsa sube. “Algo parecido sucede en las vísperas del 4 de julio (Día de la Independencia de Estados Unidos) porque en el 69% de los días computados, el mercado evoluciona al alza”, añade Pingarrón.

Ahora que llegamos al 21 de octubre de 2015, la fecha marcada en el Delorean en "Regreso al Futuro", pienso que en esto de los mercados financieros lo de jugar a adivinos sirve de poco y no está de más recordar que también se puede regresar al pasado.

 

 

Noticias relacionadas