El "brexit" ya no será el 29 de marzo

Guardar

14/03/2019 06:51

El Gobierno del Reino Unido pedirá a la UE retrasar la fecha de salida del bloque, fijada para el 29 de marzo. Para tratar de acordar con el Parlamento una hoja de ruta, tras el doble rechazo al plan cerrado con Bruselas.

Los diputados británicos han respaldado una moción por la que el Ejecutivo pedirá una prórroga técnica hasta el 30 de junio si los Comunes aprueban un acuerdo de brexit antes del 20 de marzo, justo antes de la reunión del Consejo Europeo, pero que será más larga si no hay pacto. El líder laborista, Jeremy Corbyn, anuncia que trabajará para llegar a un acuerdo

Si piden una prórroga larga y, si la concedieran, el país debería concurrir a las elecciones europeas que se celebrarán entre el 23 y el 26 de mayo, y eso no gusta en Bruselas. Los diputados rechazaron la posibilidad de un segundo referéndum

La CE recuerda al Reino Unido que el retraso del brexit se debe aprobar por unanimidad de los jefes de Estado y de Gobierno de los 27
La petición se tratará en la cumbre de líderes de la próxima semana, y que se dará prioridad a la necesidad de garantizar el funcionamiento de las instituciones de la UE. El negociador jefe, Michel Barnier, insiste en que es clave que aprueben el acuerdo firmado. También Barnier ha recordado al Reino Unido de que ha infravalorado las consecuencias de su salida de la Unión Europea.

El Parlamento británico votará hoy una prórroga del brexit una vez que haya descartado una salida sin acuerdo de la Unión Europea. Por un estrecho margen los diputados de la Cámara de los Comunes han apoyado la moción del Gobierno que extiende el rechazo a un brexit duro en cualquier caso. Por lo tanto, un aplazamiento, de hasta tres meses se convierte a partir de hoy en la única opción. Eso implicaría que el Reino Unido participara en las elecciones al Parlamento Europeo.

 

Además el pleno del Europarlamento ha aprobado varias iniciativas en materia de transporte, seguridad social, educación y pesca para reducir el impacto sobre ciudadanos y empresas en caso de que el Reino Unido abandone la Unión sin un acuerdo.

Noticias relacionadas