La CE eleva las previsiones de crecimiento de España

Guardar

03/05/2018 05:30

La Comisión Europea eleva su estimación de crecimiento para España al 2,9%, tres décimas más que en su anterior pronóstico, sin tener en cuenta el plan de Estabilidad enviado el viernes a Bruselas y en el que se incluye el incremento de las pensiones, aunque el propio Gobierno no es tan optimista y sitúa el crecimiento del PIB en el 2,7%.

El Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) sitúa sus previsiones de crecimiento para España en un término medio entre el Estado y Bruselas, en el 2,8%. Aurelio García del Barrio, profesor del propio IEB, analiza en Capital Radio esta nueva actualización de las estimaciones por parte de Europa y afirma que "es preferible un crecimiento moderado y sostenido que los picos que se están viendo en los últimos años".


Las previsiones dan una mala noticia. Estiman que el déficit será del 2,6%, cuatro décimas más de lo exigido, aunque seguirá por debajo del 3%. Además, esta cifra puede ampliarse con las nuevas partidas presupuestarias para este 2018.

Previsiones para España Previsiones para España

Para 2019, el Ejecutivo comunitario calcula que el crecimiento económico se "desacelerará" hasta el 2,4 % y que el déficit se situará en el 1,9 %, dos décimas por encima de su última estimación. Para este año, Bruselas prevé que el paro baje al 14%

La desaceleración vendrá por un descenso del consumo privado conforme aumenta el ahorro de las familias, mientras que el sector exterior, dónde prevé que aumenten las exportaciones pese a la apreciación del euro, seguirá contribuyendo al crecimiento pero menos de lo previsto anteriormente.

En cuanto al déficit, Bruselas estima que la reducción de impuestos para los salarios bajos, la subida de las pensiones más bajas y el aumento del 1,75% en los sueldos de los funcionarios disminuyan el ritmo de reducción del déficit. También influirá la inversión ligada al rescate de las autopistas.

El propio IEB opina que ésta subida de las pensiones"supondrá un problema a la hora de reducir el déficit" y que "los españoles tenemos que ser conscientes de que, debido a la demografía, probablemente acabaremos con un sistema de pensiones mixto en el que haya que contratar planes privados de pensiones"

La Comisión también da otro toque de atención a España por la deuda, donde las nuevas previsiones dicen que será del 97,6% y 96%, muy lejos del 60% que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La eurozona se ralentiza


El crecimiento económico de la zona euro se ralentizará este año y el próximo desde el máximo de expansión registrado en 2017, según las previsiones de la Comisión Europea, subrayando la necesidad de implementar rápidamente reformas en la zona euro mientras la expansión sigue siendo fuerte.

La Comisión prevé que el crecimiento económico en los 19 países que comparten el euro se ralentice al 2 por ciento el año que viene desde el 2,3 por ciento que se prevé para este año tras un pico de 2,4 por ciento en 2017.

“En conjunto, los riesgos para las previsiones se han elevado y ahora están inclinados a la baja”, dice la Comisión. Entre los riesgos, cita la volatilidad del mercado financiero, el estímulo fiscal procíclico en Estados Unidos que podría desembocar en un sobrecalentamiento y en una subida más rápida de los tipos de interés en el país norteamericano y una escalada en el proteccionismo comercial.

Riesgos que llevan a Bruselas a pedir un avance en la reforma del euro en junio, cuando los líderes deben decidir sobre el camino para introducir un plan de garantía de depósitos europeo y aportar un respaldo para un fondo de resolución bancaria de la zona euro en caso de que éste se quede sin dinero durante una gran crisis bancaria. También deben decidir si convierten el fondo de rescate en un Fondo Monetario Europeo con amplios poderes, incluyendo la reestructuración de la deuda soberana y la vigilancia habitual de las economías.

“Para ser más flexible, también tenemos que asegurarnos de que tenemos la capacidad de usar la política macroeconómica en el futuro, lo que implica la necesidad de continuar reduciendo deuda; y necesitamos un empuje ambicioso para completar la Unión Económica y Monetaria”, señala el responsable del departamento económico de a Comisión, Marco Buti.

La Comisión prevé que la inflación en la zona euro, que el Banco Central Europeo quiere mantener por debajo pero cerca del 2 por ciento, se acelere al 1,6 por ciento en 2019 desde el 1,5 por ciento previsto este año.

El déficit agregado de la zona euro se reducirá más al 0,6 por ciento del PIB en 2019 desde el 0,7 por ciento que se prevé este año y la deuda se prevé que caiga al 84,1 por ciento del PIB desde el 86,5 por ciento previsto este año.

Noticias relacionadas