Apple estrena año, pero sin grandes cambios en el horizonte

Después de un año récord en ventas y en medio de todos los dramas que envuelven en los juzgados el conflicto por su tienda de aplicaciones y las comisiones “abusivas”

Guardar

14/09/2021 17:34

Apple se viste de largo. En apenas un par de horas dará a conocer la renovación de sus productos que, lejos de las ambiciones de otros años, traerá nuevos iPhone, otro reloj inteligente y una actualización de sus auriculares inalámbricos. Pero ¿por qué despierta tanto interés una cita como esta? ¿Qué as tiene bajo la manga escondido Tim Cook?

Escucha la historia completa en este podcast de Mercado Abierto:

Apple estrena año, pero sin grandes cambios en el horizonte

Después de un año récord en ventas y en medio de todos los dramas que envuelven en los juzgados el conflicto por su tienda de aplicaciones y las comisiones “abusivas”

Como todo lo que esconde la manzana mordida es una incógnita. No es esperan cambios dramáticos en la marca. No se esperan nuevos modelos de ordenadores (quizás porque los presentaron hace apenas unas semanas) ni tampoco sus míticos iPads.

Sí que todo apunta, ya se ha dicho por activa y por pasiva, a que se presentarán al mundo los nuevos iPhone 13, un avance relativo en su negocio de los teléfonos inteligentes, pero que está ahí para lo que se quiere: crear hipe, convertirse en un anzuelo para un evento publicitario que, de otra manera, no obtendría la más mínima atención.

Después de un año récord en ventas y en medio de todos los dramas que envuelven en los juzgados el conflicto por su tienda de aplicaciones y las comisiones “abusivas”, según la justicia, del 30% que cobran a terceros desarrolladores de aplicaciones, se espera que este evento sea una lavado de cara, una ducha de agua fría con la que relajar el ambiente y dejar el horizonte despejado al negocio de los de Cupertino.

Tras semanas de titulares que mentían y desmentían, se espera que en un par de horas Tim Cook, el consejero delegado de la tecnológica, se suba al escenario y en un intento a la desesperada devuelva toda la atención de la firma a donde quieren, un éxito histórico: los iPhone.

Es probable (porque si no tampoco tendría mucho sentido el evento) que el gigante tecnológico de Cupertino presenta sus nuevos teléfonos inteligentes y relojes. Termina de esta manera un año en el que Apple ha visto cómo sus cuentas dejaban sobre la mesa ganancias nunca antes vistas, en gran parte, debido a la fuerte demanda de sus iPhone 12, al tiempo que anda capeando batallas por uno y otro frente contra los desarrolladores descontentos con sus políticas de “cobro”.

Problemas en la AppStore

También será este evento la primera aparición pública de Tim Cook desde que un juez federal fallara el pasado viernes contra el intento del fabricante de Fornite, Epic Games, para acabar con el monopolio de Apple en las pasarelas de pago.

Un proceso judicial que los ha dejado un evidencia: Apple ataca a los terceros al obligar a dirigir a los usuarios a “pasar por caja”. Pero antes de este fallo, Apple ya había estado haciendo más de una concesión sobre la llamada disposición antidirección mientras trabajaba para resolver una demanda colectiva presentada por desarrolladores más pequeños y una investigación por las autoridades japonesas.

Unas noticias que, nadie lo espera, no comentará (salvo una gran sorpresa de última hora) Tim Cook ante el escenario virtual en el no habrá más que ofertas sobre la pantallas.

El poder del iPhone

No se espera que el nuevo iPhone ofrezca cambios dramáticos en comparación con el esperado debut del año pasado de los teléfonos, que dejaba sobre la mesa la posibilidad de utilizar conexiones móviles 5G ultrarrápidas. Se espera que la compañía mantenga los tamaños pequeño, mediano y grande, mientras ofrece mejoras en las cámaras y baterías.

Así también lo cree Julián Coca, responsable de Renta Variable de MCH Investment Strategies.

La compañía está en camino de cerrar su año fiscal a finales de mes y las cosas le van mejor que nunca. Según los analistas de FactSet se estima que los de la manzana habrían vendido un promedio de 239 millones dispositivos, superando incluso sus propias marcas.

Desde hace tiempo Apple ya no revela las ventas unitarias, pero asegura que los ingresos de los dispositivos aumentaron un 38% en los primeros tres trimestres del año en comparación con el año anterior. Los analistas predicen que las ventas de iPhone terminarán el año suponiendo un 41 % del volumen total de negocio con un récord de 194.000 millones de dólares.

Se remodelará también el diseño del Apple Watch que cambiará de tamaño y viviría tal revolución que, atención, han tenido hasta problemas en sus plantas de fabricación y, como les informamos en agosto en Capital Radio, va a salir al mercado más tarde de lo esperado por la complejidad de un diseño que deja sobre la mesa nuevas complicaciones, sobre todo, a la hora de armar nuevos módulos electrónicos, componentes y pantallas.

Éxito en bolsa

Es poco probable que Apple pueda mantener ese crecimiento el próximo año. Pero en los mercados la historia está mejor que nunca: su capitalización bursátil supera los 2 billones de dólares, una meta jamás alcanzada por nunca otra empresa, que ha visto cómo en tan solo dos años su valor de mercado se ha duplicado por la popularidad de productos y servicios, que incluyen los ordenadores Mac, su App Store, el Apple Watch, los AirPods, Apple TV o Apple Music.

Las acciones de Apple se han revalorizado este año un 59,24% pese al azote de la pandemia y acumulan una subida del 122,3% en los últimos 12 meses.

La compañía liderada por Tim Cook ya rompió moldes el 2 de agosto de 2018, cuando sobrepasó un valor en bolsa del billón de dólares. Sin embargo, esta marca ya ha sido superada por otras coetáneas dentro del sector tecnológico como Amazon, Microsoft y Alphabet.

Noticias relacionadas