Marihuana y aviones: las claves de la expansión de Amazon

El servicio de Prime Air del gigante del comercio electrónico ha aumentado un 17% sus trayectos en los últimos seis meses

Guardar

02/09/2021 17:30

El problema de los suministros del Reino Unido queda más allá de los supermercados británicos. A la otra orilla del Atlántico, en Estados Unidos, Amazon, el gigante del comercio electrónico libra su propia batalla por llegar a cada esquina del planeta sin repartidores en plantilla, que busca a la desesperada, y con aviones que aceleren las entregas. ¿Hacía dónde se dirige el futuro de la firma?

Escucha la historia completa en este podcast de Mercado Abierto:

Marihuana y aviones: las claves de la expansión de Amazon

El servicio de Prime Air del gigante del comercio electrónico ha aumentado un 17% sus trayectos en los últimos seis meses

Como si de una escena de una película bélica se tratase con la propaganda de guerra, Amazon quiere hacernos llegar los paquetes a nuestra puerta a golpe de vuelo.

Y por ello su presencia por los cielos sigue creciendo y creciendo… acorde a las cifras de la Universidad DePaul de Estados Unidos, con una media de 164 vuelos diarios que van y vienen de una costa a otra del país para hacer lo más rápido que pueden aquello a lo que se dedican: dejarnos en casa lo que pedimos a través de su plataforma.

De hecho, su expansión de la compañía en el sector de la carga aérea, que le llevó a abrir un centro de operaciones de casi 75.000 metros cuadrados en Cincinnati hace apenas unas semanas, lo que deja sobre la mesa su gran ambición: acabar con parte de la competencia y “comerle el pastel” a tradicionales como UPS y FedEx.

Una realidad que, dicen los investigadores principales del estudio, no creen que vaya a ralentizar la expansión de un negocio que, con todo, apuntan a la necesidad de una gran inversión inicial.

Entre las páginas de este informe también nos hemos topado con una cifra destacable: la actividad de los vuelos de Amazon para el reparto de sus propios paquetes ha aumentado un 17% en los últimos seis meses.

El camino...

Pero ¿cómo ha llegado Amazon hasta aquí? como dice el refranero popular, haciendo de la necesidad virtud y algo ha tenido que ver la pandemia. Con la actividad aérea en mínimos en Estados Unidos y las firmas postales paralizadas y en tierra, el negocio comercial de Amazon, todos fuimos testigos no paró. Y tuvieron que buscarse las “habichuelas”, como dicen los más mayores, para salir hacia delante.

Prime Air, nombre oficial del proyecto, no es una nueva aerolínea. Pero sí un paso más hacia la estrategia de la autonomía. La idea lleva fraguándose ya cinco años y con 11 aviones alquilados quiere dar un golpe sobre la mesa. Dejan el alquiler de lado y se van a por las compras. Los aviones elegidos son Boeing 767-300 usados y preparados para las cargas.

Así las cosas, no es oro todo lo que reluce. El proyecto Amazon Prime Air también tiene sus sombras. Y sí, son tecnológicas. Como si de una película de Pixar se tratase, pongan por ejemplo la de Up! cuya BSO estamos escuchando como telón de fondo, la idea de la forma pasaba por tener drones volando de un lado a otro en armonía. ¡Explorar lo inexplorado! máxima de uno de los personajes del filme que se pone en la práctica en las cabezas de Amazon.

El proyecto tomó forma en el Reino Unido, pero el futuro se antoja complicado ya que tras varios accidentes y más de 100 despidos, ha caído en el ostracismo.

Sin embargo, los problemas de la firma no se quedan aquí. Amazon necesita, sea como sea, y ya, más personal porque no llega… de hecho se está sacando ya los incentivos de donde puede y en Reino Unido, para atraer talento en un mercado que tras el Brexit pierde trabajadores día a día, ofrece incentivos de más de 1.000 euros.

Sin restricciones a los estupefacientes

No obstante, hay medidas que han llamado más la atención como reclutar a fumadores de cannabis o marihuana. Bien que la premisa puede llamar la atención, pero hay más cosas de fondo. La firma está aconsejando a sus socios, pequeñas empresas familiares de reparto que operan sus ya tradicionales furgonetas azules, que anuncien de manera destacada que no harán tests de consumo de marihuana a los solicitantes de empleo. Lo que podría incluso aumentar los candidatos potenciales hasta en un 30%.

Así las cosas esta medida tiene trampa: si ocurre cualquier cosa, si tienen algún accidente, el seguro de la firma no lo cubre y tendrá que responder los empleados. También hay que señalar que Amazon es una de las firmas que presiona al Gobierno de Estados Unidos para que la droga se despenalice en el país. ¿La razón? que es un lucrativo negocio.

Volviendo al asunto de los aviones, más terrenal, los planes de Jeff Bezos, ahora ya relegado a la presidencia de la firma, es que de cara a 2022 su flota de aviones alcance las 85 aeronaves. Pero la cosa no se queda ahí, sino que se prevé que haya unos 200 aviones de Prime Air o Amazon Air sobrevolando los cielos de aquí a unos pocos años. Y muchos más repartidores en tierra para que cada día la caja siga sonando.

Noticias relacionadas