¿Es posible desembolsar el plan de recuperación de Biden?

Con Alexis Ortega, director general de Finagentes Gestión, hablamos sobre las consecuencias de los nuevos planes de estímulo aprobados por el Gobierno de Estados Unidos

Guardar

30/04/2021 17:02

Sobre la figura de Moisés y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell hablamos en Mercado Abierto con Alexis Ortega, director general de Finagentes Gestión.

Escucha la entrevista completa en este podcast de Mercado Abierto:

¿Es posible desembolsar el plan de recuperación de Biden?

Con Alexis Ortega, director general de Finagentes Gestión, hablamos sobre las consecuencias de los nuevos planes de estímulo aprobados por el Gobierno de Estados Unidos

"En cierto momento Moisés pide a sus discípulos que confíen en Dios y abre las aguas del Mar Rojo", apunta Ortega hablando sobre las medidas de estímulos y crecimiento aprobadas en las últimas semanas por el Gobierno de Estados Unidos por un valor de casi 5 billones de dólares.

"Powell lo que nos ha venido a decir en los últimos días es que confiemos en Dios y nos fiemos del plan de Biden", cree Alexis Ortega al tiempo que llama a la "confianza" en que la inflación "no termina despuntando".

¿Saldrán las cuentas?

"Nos estamos viendo frente a un cambio sustancial de la política económica norteamericana", dice Ortega frente a los programas de estímulos, infraestructuras y familias del demócrata a los que, apostilla "hay que sumar el de casi 1 billón de dólares que, en su momento, puso en marcha Donald Trump".

"Hay mucho dinero puesto sobre la mesa e, igual, alguna parte de ello vemos cómo podría no llegar desembolsarse en el medio plazo", advierte el director general de Finagentes Gestión.

El problema de la inflación

Los críticos dicen que este plan minimiza las limitaciones de los déficits fiscales, la deuda pública o la inflación, pero tarde o temprano será necesario reconocerlas y ajustar la política económica a objetivos específicos, por ejemplo, para evitar un riesgo de sobrecalentamiento de la economía y mayor inflación.

"Si de pronto la inflación no se controla, tendríamos algún que otro problema con la política de control de esta variable económica que tanto preocupa a los gobiernos y banqueros centrales", apunta.

Noticias relacionadas